FRUIT LOGISTICA 2014 / Opinión del sector

El pimiento en Almería

Manuel Galdeano. Presidente de Murgiverde.

Como cualquier otro sector hortofrutícola, el del pimiento en Almería está atravesando momentos difíciles. No sólo tiene que hacer frente a la crisis económica que afecta a toda Europa, también a la competencia de otras zonas productoras, como son Murcia, Israel, Holanda y Marruecos. Algunas de ellas se solapan con nuestras producciones al inicio o al final de la campaña, y otras en los momentos de plena producción en Almería. A lo que hay que añadir la presión en precios que ejercen las cadenas de distribución.

A pesar de estas dificultades, el sector se ha profesionalizado, y gracias a ello, hoy es líder a nivel mundial. El esfuerzo ha sido por parte de todos, empezando por el agricultor, que ha implantado el control biológico en el 100% de la producción en apenas tres años (lo que no se ha logrado en ninguna otra zona productora del mundo), reduciendo drásticamente el número de materias activas que registradas en nuestros productos (convirtiendo a Almería en uno de los orígenes más seguros para el consumidor final). También está mejorando las estructuras productivas con el fin de no depender tanto de los cambios climáticos y poder tener una presencia mas homogénea y duradera en los mercados.

Por otra parte, las empresas comercializadoras están cada vez más sensibilizadas por ofrecer un mejor servicio al consumidor, desde una oferta más prolongada en el tiempo hasta cualquier tipo de envase o presentación que nos imaginemos.

Consolidados todos estos cambios, el sector hoy sigue reinventándose, buscando nuevas variedades más adaptadas a lo que demanda el cliente final, con mejor color, más sabor, consistencia, nuevos tipos de pimiento, desde mini dulces de varios colores, hasta mini pimientos sin semillas, tipo italianos dulces y de varios colores, y pimientos con diversas formas y sabores.

Este valor añadido nos permite sobrellevar mejor los obstáculos de los que hablaba al principio, pero no podemos dormirnos. Tenemos que seguir trabajando y avanzando, para que cuando en Europa se hable de pimiento, se siga pensando en Almería.

Deja un comentario