ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Uva

100% producción propia. BETISAN

Hace tres años que la empresa Betisan hizo realidad su principal proyecto, producir ellos mismos todas las variedades que necesitan.

Tras llevar a cabo una gran inversión con la compra de nuevos terrenos, Betisan (Uvas Rosendo) consiguió alcanzar hace pocos años un objetivo clave en su estrategia de negocio, ofrecer solo producción propia a sus clientes. “El reto en la actualidad es consolidar este proyecto”, apunta el gerente de la firma, José Enrique Sánchez, cuando le preguntamos por su objetivo para esta campaña.

Este crecimiento en producción propia, que se multiplicó por dos alcanzando hoy por hoy los 3 millones y medio de kgs, supuso una ampliación de la ventana comercial de la firma al hacerse con variedades tempranas que lograron alargar su campaña. Gracias a ello, Betisan ha pasado a trabajar con la gran distribución nacional, que exige producto desde el inicio de la campaña. De esta forma, su volumen de negocio, que anteriormente dependía principalmente de la variedad Aledo, más dirigida a exportación, ahora se ha reducido, pasando de un porcentaje de 80% exportación- 20% nacional a un 50%-50%. “Con este importante cambio, aseguramos a nuestros clientes un suministro continuo, uniforme, con una calidad garantizada por nosotros mismos y un precio sin fuertes altibajos durante toda la campaña de uva”, detalla José Enrique Sánchez.

Así, Betisan posee más de 100 hectáreas ubicadas en la comarca del Medio Vinalopó (Alicante), concretamente en los municipios de Novelda, La Romana, Hondón de las Nieves y Monforte del Cid, de las variedades Victoria, Ideal, Dominga, Red Globe y principalmente Aledo.

Optimizar el cultivo

El reto ahora está en obtener un mayor rendimiento por hectárea, a través de un control exhaustivo de las técnicas de cultivo, riego, tratamientos… todo tras el objetivo de optimizar al máximo la cosecha. “Es esencial reducir la merma, aunque sea solo en un porcentaje de un 5% porque supone un volumen importante en la totalidad de kilos que manejamos”, especifica Sánchez.

La uva con pepita vs sin pepita

“La uva sin semilla no es el futuro, es el presente”, sentencia el gerente de la firma ante el eterno debate. Pero, hay que tener en cuenta que no son competencia, sino complementarias. La uva con y sin pepita pueden compartir mercado, porque los gustos y exigencias del consumidor son distintas y permiten subsistir a las dos, según sostiene el gerente de Betisan. En este sentido, aboga por la tradicional, la que ellos trabajan, aduciendo a su diferencial en sabor y calidad.

Deja un comentario