Ed. Fruit Logistica 2018 / Fruta de Hueso y Pepita

Aguas, nieves y frío, providenciales para Andalucía. SAT ROYAL

José Gandía, presidente de SAT Royal.

Royal

Como siempre, los agricultores nos quejamos y somos poco optimistas, aunque era tan apremiante la angustia por la sequía, que ahora sí, todos los agricultores hemos reaccionado a estas últimas lluvias con enorme agradecimiento y optimismo. Deseamos que siga lloviendo para paliar en parte la situación extrema por la falta de agua que estamos viviendo.

Sin embargo, lo que no podemos evitar es que estos fríos vayan a afectar sensiblemente a la producción de frambuesa y de arándanos de invierno, concentrándose en el caso de estos últimos su producción en fechas muy concretas. Volveremos a vivir con temor, como el año pasado, el desarrollo de la campaña a partir del 15 de abril y hasta finales de junio.

En cuanto al consumo de esta berry, confiamos que aumente sensiblemente, lo que se traducirá en precios más competitivos. Pero para ello, será clave que se mantenga constante la producción que habíamos planificado.

Con respecto a la fruta de hueso, hemos vivido una campaña catastrófica. Y es que, desgraciadamente, la huelga de 2017 en Sevilla marcará un punto de no retorno en el arranque de los frutales. Los sindicatos, al no tener respuesta a sus protestas planteadas en el olivar y en los cítricos, se centraron en actuar contra la fruta de hueso. Desdichada iniciativa. Esos cuatro días de huelga se pagarán en miles de jornadas de trabajo y centenares de hectáreas arrancadas. Creo que las fuerzas sociales deberían elegir con más cautela el momento para actuar, porque no se puede llevar al agricultor a una situación limite tan intensa que provoque el arranque masivo de la arboleda. Esta falta de visión tiene consecuencias demasiado extremas para el conjunto de la profesión.

De esta insensatez se aprovecharán otras zonas productoras de España, además de países competidores.

“Personalmente tengo mis dudas en cuanto a la creación de una Interprofesional de la Fruta Dulce”

Por todo ello, es indispensable crear herramientas para que haya una mejor comunicación entre las fuerzas sociales, al tiempo que profundizar en el análisis de los niveles de competitividad de cada zona. Repetidas veces los agricultores de la Vega del Guadalquivir han manifestado el carácter obsoleto, ineficiente y desmotivante del convenio laboral de Sevilla.

Creo que iniciativas como las llevadas a cabo en el pomelo y el limón por parte de Ailimpo serían deseables, pero personalmente tengo mis dudas en cuanto a la formación de una Interprofesional de la Fruta Dulce.

De cara a la próxima campaña, viviremos un ejercicio con una producción reducida: las elevadas temperaturas del verano, la mala formación de las yemas como consecuencia de esas condiciones climáticas y los arranques reducirán la producción en el Valle del Guadalquivir. También se verá mermada la producción extremeña y la murciana por las restricciones de agua, cada vez más acuciantes.

Esperemos que esta falta de producción permita un equilibrio razonable entre la oferta y la demanda. Esto evitaría a medio plazo una reducción drástica y forzosa de la oferta, que puede tener consecuencias en el consumo futuro de estas frutas, tan saludables y necesarias para los consumidores.

Deja un comentario