139. Octubre 2018 / Varios

Al abordaje del mercado nacional. BALCÓN DE NÍJAR

La almeriense Balcón de Níjar, hasta ahora centrada en la exportación, comercializará esta campaña pimiento, berenjena y calabacín ecológicos, que se suman a su producto estrella, el tomate cherry, para atender la mayor demanda de nuestro país.

Autor: Isabel Fernández

Balcón de Níjar

El consumo de alimentos bio en España creció un 14% en 2017, según el estudio ‘Mitos y realidades sobre el consumo de productos ecológicos’, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel y la Fundació La Pedrera, y todo apunta a que seguirá haciéndolo. En este contexto, posicionarse en el mercado nacional cobra importancia para empresas como Balcón de Níjar, especializada en la producción y comercialización de tomate cherry redondo, pera y rama que hasta ahora había centrado su modelo de negocio en la exportación y, ante estas expectativas de crecimiento, ha decidido esta campaña abrirse al mercado nacional.

Esto ha implicado un cambio de estrategia para la compañía, que ha ampliado su gama de productos con la incorporación de pimiento, berenjena y calabacín, aunque, de momento, en pequeñas cantidades, además del tomate rama, suelto, pera y guisantes que ya comercializaba la campaña pasada. “Queremos posicionarnos en el mercado nacional antes de que el consumo despegue definitivamente y, para lograrlo, debemos ofrecer a nuestros clientes una mayor variedad y, con ello un mejor servicio”, comenta David Caparrós, gerente de la firma.

Con esta nueva estrategia ya en marcha, Balcón de Níjar participa un año más en Fruit Attraction con el objetivo de reforzar la relación con sus clientes actuales y llegar a acuerdos con compradores potenciales, a quienes quiere ofrecer su nueva gama de productos.

Nuevos proyectos
La firma almeriense considera que el ser ecológicos debe ir más allá de la producción y, en este sentido, continúa trabajando para desarrollar fórmulas más sostenibles en todos sus procesos. Así, hace más de año y medio instalaron varias torres solares que aportan el 80% del consumo energético de sus fincas y el 50% de sus instalaciones. Su intención es ahora poner en marcha una nueva torre e ir ampliando su red hasta ser autosuficientes.

De este modo, Balcón de Níjar continúa trabajando para diferenciarse dentro de un sector cada vez más competitivo. A sus agricultores experimentados y su trazabilidad “tarrina a tarrina” suman a partir de esta campaña una oferta más variada y dan un nuevo impulso a la innovación.

Deja un comentario