139. Octubre 2018 / Uva

Año cero de la nueva UvasDoce

Las previsiones de UvasDoce pasan por comercializar esta campaña unas 5.000 Tn de uvas y, por primera vez, serán más apirenas que uvas con semillas. Comienza, por tanto, una nueva etapa para esta entidad alicantina, que les llevará en una década a ofrecer solo uvas sin pepitas.

Uvas

Aunque hace ya casi una década que UvasDoce inició el cultivo de uva sin semillas en el Valle del Vinalopó, no ha sido hasta esta campaña cuando su producción ha superado a la que contiene pepita. Se inicia así lo que sus responsables consideran el año cero de una nueva etapa, un proyecto a 10 años vista que les llevará a tener el 100% de uvas apirenas. Para ello trabajan ya con los principales programas varietales y con un catálogo de 16 variedades que les permiten una comercialización continuada desde julio a diciembre.

Pero esta nueva andadura no solo implica un cambio en su oferta comercial. Tras muchos años de crecimiento, era ahora el momento de centrarse en su capital humano y cubrir determinados puestos básicos para ganar en eficacia y productividad.

En este sentido, han incorporado un gestor en campo encargado de formar a los operarios, labor clave para ganar en calidad: “Los resultados ya los podemos ver este año. La uva que está llegando lo hace casi sin destrío, minimizando los trabajos en la central”, explica Miriam Cutillas, directora Comercial y Marketing.
Otro puesto clave estaba en el almacén de manipulación. Aquí UvasDoce necesitaba cuantificar y medir, saber el tiempo que se necesita para tener un pedido listo, y que esto permitiera a las trabajadoras conocer cuál sería su jornada laboral: “El personal está mucho más contento, sabe cuándo entra y sale y eso, al final, redunda en un mejor trabajo”, añade Cutillas.

Puro marketing

Cubiertos estos dos puestos, la firma se centra ahora en seguir desarrollando el innovador marketing que siempre les ha caracterizado. El año pasado lanzaron Nuestras Imprescindibles, una manera de identificar de forma rápida y divertida cuatro de las variedades sin semillas que tenían en los mercados. La idea gustó tanto, incluso a los propios obtentores, que han extendido esta nomenclatura al resto de variedades apirenas: “Este año Nuestras Imprescindibles son ya 16. De alguna manera, ayudamos al vendedor a saber qué variedad debe comprar, porque no todas las uvas blancas o rojas sin semillas son iguales, a la vez que le damos un toque divertido a la propia venta”, comenta Miriam Cutillas, quien además nos adelanta que, de cara a esta campaña, lanzarán un nuevo packaging de Nuestras Imprescindibles dirigido especialmente a los niños.

Deja un comentario