Ed. Fruit Logistica 2018 / Personalidades

Ante la sequía: respuestas inmediatas, soluciones estructurales

Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

ministra

Un año más, llega Fruit Logística, cita en la que nuestro sector hortofrutícola presenta en Berlín sus nuevos productos y servicios, y promociona la calidad y diversidad de los productos españoles, en un encuentro de gran interés para incentivar su consumo.

La dimensión económica del sector de las frutas y hortalizas en España depende, en gran medida, del regadío. No en vano, de la superficie de frutas y hortalizas solo se cultiva un 16% en secano frente a un 84% de regadío – el 72% al aire libre y el 12% de regadío protegido-. El agua es determinante en la producción de frutas y hortalizas. Por ello, resulta tan preocupante la sequía que estamos viviendo, que en algunas zonas de España dura ya cuatro años.

Pese a la falta de lluvias, el sector agroalimentario español cerró el año 2017 con un balance positivo. Según el último dato oficial en el momento de escribir estas líneas, entre enero y octubre se exportaron frutas y hortalizas por valor de 11.570 millones de euros, cuando en el mismo período del año anterior, el año del récord, el valor había sido de 11.260 millones de euros. Además, la Renta Agraria en 2017 ha batido por segundo año consecutivo su récord histórico, al aumentar un 4,93% con respecto a 2016 y superando en un 28,2% la alcanzada en 2012.

A la luz de esos números, podemos sentirnos satisfechos de cómo se han sorteado, hasta ahora, las consecuencias de una sequía dramática. El Gobierno de España ha dado respuesta a la situación, allí donde ha sido física y legalmente posible, movilizando recursos hídricos adicionales. Un ejemplo: los Reales Decretos de sequía en el Júcar y el Segura han permitido que, en estos años de escasez de agua, se hayan movilizado 350 hm³ adicionales, con medidas que han supuesto una inversión de 83 millones de euros. Allí, hemos abierto pozos de sequía, conectado al sistema y puesto a pleno rendimiento las desaladoras existentes… Pues bien: en estas zonas, y pese a la falta de lluvias que continúa, las producciones agrícolas se han mantenido e incluso aumentado.

Por otro lado, se ha ayudado económicamente al sector, con exenciones de cánones y tarifas de riego por valor de hasta 53,7 millones de euros; o con un apoyo de 8,3 millones de euros a la producción de agua desalada, buscando un precio razonable en zonas afectadas por la sequía. No podemos olvidar tampoco el adelanto, negociado por este Ministerio, de 3.280 millones de euros del pago básico de la PAC; o el notable incremento del volumen de producto retirado, con cargo a las medidas excepcionales aprobadas como respuesta al veto ruso. En total, tras las negociaciones de este verano, los productores españoles han podido retirar, en 2017, 41.550 toneladas (12 millones de €).

Podemos sentirnos satisfechos de cómo se están sorteando las consecuencias de una sequía dramática

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en definitiva, no deja de trabajar para dar respuestas inmediatas; aunque hemos de ser conscientes de que, cuanto más dure esta falta de lluvias, será más difícil mantener esta situación. Por eso, a la mejor gestión posible de esas respuestas debe sumarse la búsqueda de soluciones de carácter estructural.

En ese sentido, son ya más de 100 las reuniones del Pacto Nacional por el Agua, que pretende alcanzar consensos para la planificación a largo plazo de nuestros recursos hídricos. España se merece un Pacto Nacional que conciba la gestión del agua como una verdadera política de Estado, desde un modelo sostenible, realista y solidario. Con este Pacto, podremos buscar soluciones estructurales que permitan que nuestro sector hortofrutícola, tan dependiente del agua, siga siendo ese motor de crecimiento económico, de exportaciones y de generación de empleo que es hoy.

Finalizo este escrito, como todos los años, deseando a los productores presentes en Fruit Logistica un gran éxito comercial. Nuestros representantes allí centrarán todos sus esfuerzos en la promoción de la diversidad y calidad de nuestra producción. Y, en 2018, productores y Ministerio seguiremos trabajando juntos para superar la dificultad que supone la sequía: con una adecuada planificación y un uso más eficiente del agua, procuraremos las mejores condiciones para consolidar, en beneficio de todos, la evolución positiva de nuestros campos de frutas y hortalizas.

Deja un comentario