Ed 134. Diciembre 2017 / Cítricos

“Todo apunta a que los precios y las cotizaciones serán positivas”. VIVEROS SEVILLA

La menor previsión de fruta en campo provoca buenas expectativas en la campaña de cítricos, siempre que se mantengan buenos niveles de calidad.

Entrevista a Carlos Carrascosa Ferrandis, gerente de Viveros Sevilla.

Viveros

El inicio de la campaña parece complicado, ¿cuáles son las circunstancias que más están afectando?

La floración y el cuajado ha sido aceptable, aunque las altas temperaturas y la falta de lluvias han afectado negativamente a la producción final esperada. Si las precipitaciones vinieran pronto podrían mejorar los calibres de los frutos. Por otro lado, al igual que no llegan las temperaturas suaves típicas de esta época, tampoco lo hacen en el resto de Europa, por lo que el consumo de cítricos no va al ritmo esperado.

La menor previsión de fruta en el campo está provocando que los mercados se muestren más animados que la campaña anterior y si se mantienen buenos niveles de calidad, “los precios y las cotizaciones serán positivas”. El limón Fino también comenzó la campaña con precios muy interesantes, siendo la calidad valorada por los clientes como extraordinaria. Actualmente ronda los 60-65,00 €/100 kg.

Los aforos hablan de un descenso en la producción en la Comunidad Valenciana de hasta un 20%. ¿Cuáles serán las consecuencias?

La previsión de aforo de cítricos que la Junta de Andalucía avanzó a primeros de octubre para 2017/2018 fijaba en 2,01 millones de toneladas la producción citrícola en la región, una cifra similar respecto a la de 2016/2017. Ello quiere decir, que Andalucía, especialmente Sevilla y Huelva, ganan peso en la producción nacional. Se estima que la producción de naranja de Andalucía supondrá un 47% de la producción nacional, la mandarina un 18% y el limón un 13%.

La fuerte reducción de cosecha en la Comunidad Valenciana y un menor incremento en la andaluza vislumbra una producción ajustada a la demanda, por lo que deberían mantenerse precios aceptables o más que aceptables en líneas generales, pero la campaña es muy larga y pueden suceder todo tipo de circunstancias.

¿Cuáles son las variedades que se están plantando más y por qué?

Las variedades más plantadas en los últimos años han sido: Navelina, Limón Fino, Clemenules, Lane Late, Oronules, Delta Seedless y Midknight. Son variedades que mantienen cotizaciones interesantes o cuyas producciones regulares y demanda son sostenibles. Las variedades de “Clubs” no aparecen en los primeros puestos de ventas por su condición de “limitadas”. Pero si atendemos a esta circunstancia, Tang Gold®, Chislett Summer Navel® y Orogrós® son las más demandadas.

Estos clubs de variedades están llevando al sector a la especialización, ¿cree que es beneficioso?

Los clubes están poniendo a disposición del sector nuevas y continuas mejoras genéticas con objeto de ofrecer al consumidor fruta de gran calidad. España es el país del mundo donde más oferta varietal ofrecen los clubes, mostrando un dinamismo y una acción innovadora inigualable con el resto del mundo. Las nuevas variedades trabajan en varios frentes: mejoran la rentabilidad del agricultor, incentivan el consumo mejorando la oferta actual, desde el punto de vista medioambiental, aumentan la sostenibilidad de la producción citrícola, por ejemplo con el incremento de rendimientos de cultivo, con portainjertos que requieren menos agua o con plantas que contribuyen a reducir la huella de carbono. Aportan valor al añadir variedades sin semillas, la mejora del sabor y las cualidades organolépticas, la facilidad de pelado o el mejor aspecto externo de la fruta. Todas estas ventajas son las que nos posicionan en el mercado y permiten ser competitivos.

El nuevo acuerdo que se firmó el año pasado entre la UE y África, ¿está afectando ya a la producción española?

Las exportaciones citrícolas desde el sur de África han alcanzado un nuevo récord esta campaña. Las cifras según la Asociación de Productores de Cítricos (CGA) sobre las exportaciones de Sudáfrica, Zimbabue y Suazilandia, muestran que casi 120 millones de cajas fueron envasadas, incrementándose las exportaciones de mandarina, limón y Valencias. Cítricos cuyos destinos son muy diversos, pero que buena parte se la lleva Europa.

Aunque a día de hoy ya no se aprecia con tanta intensidad, es cierto que durante todo septiembre y la primera semana de octubre la presencia de cítricos nacionales era muy escasa en los supermercados españoles frente a los cítricos del hemisferio Sur.

Deja un comentario