Escribe para buscar

Bonafrú, una expansión histórica

La cooperativa crecerá en los próximos tres ejercicios un 60% tras una inversión récord de 19 millones de euros en 220 nuevas hectáreas de cultivo de fresas y frutos rojos.

Comparte
Bonafru

Bonafrú culminará en tres años un ambicioso plan de expansión que le permitirá crecer un 60% en superficie, producción y facturación, según sus estimaciones. La apuesta va a suponer una inversión de más de 19 millones de euros cuando estén a pleno rendimiento las 220 nuevas hectáreas adquiridas por la cooperativa de Bonares (Huelva) para sus cultivos de fresas, frambuesas y arándanos. Al final de año, las ventas aumentarán un 2%, hasta los 27 millones de euros pese al descenso de los precios.

SCA Hortofrutícola de Bonares aglutina a 85 agricultores del Condado que han optado por crecer fuera de los límites de esta comarca de Huelva netamente fresera en lugar de diversificarse en productos, como están haciendo otros operadores del sector.
Lideran esta decidida apuesta por la expansión los socios más jóvenes de la cooperativa, que ya pusieron en cultivo en la pasada campaña el 40% de las nuevas tierras, ubicadas entre las localidades de Lepe y Villablanca, también en la provincia de Huelva. La firma partía antes de la expansión de una superficie que supera las 300 hectáreas.

Según explica el presidente de Bonafrú, Manuel Limón, la cooperativa ha invertido un total de 12 millones de euros en la nueva finca y la ofrece a sus 85 socios en régimen de alquiler. Los agricultores, a su vez, invertirán otros siete millones en poner en cultivo estas 220 hectáreas en unos tres años. La cooperativa, con la totalidad de su producción de fresa, frambuesa y arándanos dedicada a la exportación europea, podrá así aumentar un 60% su facturación de 27 millones de euros en este ejercicio hasta superar los 43 millones de euros una vez culmine todo el proceso, según estimaciones de sus directivos.

En esta pasada campaña, la firma logró incrementar ligeramente las ventas (un 2%) a pesar de la rebaja de los precios y los altibajos en la producción, una tendencia a la baja que el gerente de Bonafrú, Diego Barriga, también espera para los próximos años. Esta presión sobre los precios, más evidente en países como Inglaterra por el impacto del Brexit, obligará al agricultor a reducir costes y a la cooperativa a buscar una mayor eficiencia a través de reforzar la colaboración con su clientes, las cadenas de distribución europeas, para ahorrar costes y mejorar las condiciones medioambientales.

En este aspecto, la cooperativa camina en la dirección de extender al grueso de su producción la política de residuos cero que ya desarrolla en sus cultivos de arándanos. El sello ecológico se aplicará en próximas campañas a este fruto, aunque la producción bio más generalizada no es una prioridad para la empresa en este momento.“Vamos avanzando en ecológico o en envases más sostenibles al ritmo que lo exige la distribución”, explica el gerente de la firma, que sigue la máxima de aplicar a la totalidad de sus agricultores los estándares de calidad del más exigente de sus clientes. Los frutos rojos de la cooperativa están presentes en cadenas europeas como la alemana Aldi.

Bonafrú, que da empleo a 150 personas en plena temporada, alcanzó los 6 millones y medio de plantas en la pasada campaña, donde aumentó el volumen de fresa y frambuesa y se mantuvo el de arándanos. Este cultivo no sobrepasa el 25% dada la fuerte competencia existente tanto en Huelva como en países terceros como Portugal y Marruecos. La fresa ocupa el 50% de la producción, que alcanzó las 5.900 toneladas de frutos rojos en fresco.

Las nuevas generaciones tiran del carro
Las nuevas generaciones están apuntalando el futuro de Bonafrú gracias a su protagonismo en la apuesta por el crecimiento, aprovechando el buen posicionamiento en los mercados europeos, a los que dedican la totalidad de su producción. Los agricultores más jóvenes son los que han reclamado la expansión de la cooperativa y los que la están protagonizando en primera persona, alquilando las nuevas hectáreas en mayor medida. Es el caso destacado de Jaime Pavón, de 42 años, que disponía de 12 hectáreas y se ha embarcado en la puesta en funcionamiento de 25 más junto a su socio Ángel Javier Limón Martín. “Es una inversión muy importante, la mayor que hemos realizado”, destaca Pavón, quien estima el coste por encima de los 500.000 euros.

La mitad de estas nuevas hectáreas ya han dado producción en la última campaña, lo que ha permitido aumentar la cosecha un 20%.

El resto, otras 12 hectáreas, estarán listas en la siguiente temporada. Los 85 socios de la marca disponen actualmente de una media de cuatro hectáreas cada uno. Según indica su gerente, poner en cultivo cada hectárea de la nueva finca tiene un coste de unos 35.000 euros, una inversión que asume individualmente cada agricultor con el asesoramiento financiero de la cooperativa.

 

Bonafrú
Pol. Ind. El Corchito, II Fase, s/n
21830 Bonares (Huelva)
+34 959 366 133
Fax: +34 959 366 316
general@bonafru.es
www.bonafru.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *