Ed 134. Diciembre 2017 / Kiwi

Un buen producto con costes reducidos y respetuoso con el medio ambiente. KIWI ASTUR

En Kiwi Astur encontramos una moderna explotación con técnicas de producción si bien no innovadoras, sí novedosas en la zona que permiten ganar en competitividad.

Autor: Marga López

kiwi

Con un aumento del consumo en España imparable, los productores y comercializadores nacionales de kiwi tienen una oportunidad única para ganar cuota de mercado. Es cierto que competimos con grandes multinacionales, pero el kiwi nacional tiene una gran oportunidad “si somos capaces de ofrecer un gran producto con costes reducidos”, apunta Francisco Javier Feito, gerente de Kiwi Astur. Y esto es precisamente lo que encontramos cuando visitamos esta entidad.

Su peculiaridad es que acaban de aterrizar como productores, pero con la experiencia de llevar comercializando este producto desde hace ya muchos años. “Nos surgió la oportunidad de hacernos con la marca Kiwi Astur y, a partir de ahí, apostamos por conservar y manipular el producto y, ahora, desde hace dos años, hemos querido ir atrás en nuestra cadena de valor, al inicio de la misma y convertirnos en productores”, explica Feito, que reconoce que ganan así en especialización.

 

Modernas plantaciones

Estos “jóvenes productores” han implementado en sus nuevas plantaciones técnicas que aunque no son novedosas, sí lo son en la zona en la que nos encontramos. Es realmente inusual encontrar una sola finca de 40 hectáreas, ubicada en la zona de Pravia. Esto supone una gran ventaja, pues permite aplicar economías de escala que reducen de forma considerable los costes de producción. “Hemos optado, además, por el cultivo en pérgolas, con el que podemos llegar a alcanzar hasta un 25% más de producción que con el sistema tradicional.

“Aplicamos técnicas de Producción Integrada, muy respetuosas con el entorno y medio ambiente, casi ecológicas podríamos decir”

Aplicamos técnicas de Producción Integrada, casi ecológica podríamos decir: una plantación con césped natural donde no se utilizan herbicidas ni otros tratamientos fitosanitarios, uso de abonos orgánicos y  el sistema de riego está estudiado para dar el mejor aprovechamiento de los recursos hídricos necesarios para el mantenimiento de la planta, la idea es ser económicamente eficiente y respetuoso con el entorno y medio ambiente”, nos describe el gerente de la empresa.

Los aspectos que hacen diferente a Kiwi Astur no solo los podemos ver en las fincas. También en la nueva central que acaban de inaugurar. Unas modernas instalaciones dotadas de cámaras con atmósfera controlada, con capacidad para más de 2.500 Tn. “Lograremos un mejor almacenamiento del producto, menos mermas y, sobre todo, poder alargar la campaña incluso hasta finales de agosto”, remarca Francisco Javier Feito. “¿Por qué nuestros clientes van a importar producto de otros orígenes si nosotros podemos ofrecerles un kiwi de calidad y con sabor a buen precio?”, se pregunta Feito.

Junto a Luis Pablo García, responsable de comercialización de producto, recorremos esta nueva sede, muy próxima a las oficinas centrales. En estos momentos, principios de noviembre, aún hay poca actividad, pero durante los próximos diez meses será un continuo ir y venir de fruta de calidad, kiwi exquisito que es capaz de competir por su sabor y calidad con el de otros orígenes.

 

Deja un comentario