Ed 134. Diciembre 2017 / Kiwi

El kiwi de Chile, preparado para conquistar cualquier mercado. ASOEX

Por Carlos Cruzat, presidente del Comité de Kiwi de ASOEX.

Chile ocupa el primer puesto como exportador de frutas frescas del hemisferio sur, lo que evidencia el buen hacer de sus agricultores y su capacidad por adaptarse a las necesidades de los consumidores de mercados muy distintos.

Esto está llevando, en el caso del kiwi, a una mayor profesionalización del sector. Si bien es cierto que la superficie de cultivo se ha visto reducida en favor de otras frutas como la manzana, el arándano o las cerezas, se está realizando un gran esfuerzo por mejorar la producción por hectárea, realizar una mejor polinización de la fruta y aumentar los parámetros de cosecha, generando incentivos a los productores que cultiven fruta con mejor y mayor conservación y más materia seca que permita tener una mejor expresión de sabor para el consumidor.

El aumento de las exportaciones a mercados del Lejano Oriente ha sido significativo en los últimos 5 años. India, por ejemplo, ha pasado de recibir 800 a 4.000 toneladas, China de 12.000 Tn a 24.000 Tn en dos años. “Esta creciente demanda está generando mayores exigencias en términos de calidad, ya que son mercados que desean fruta más dulce que en occidente”, apunta Carlos Cruzat, presidente del Comité de Kiwi de ASOEX.

Este Comité ha sido clave en toda esta reorganización, facilitando los acuerdos de mejora de la calidad, estableciendo estrategias de protección fitosanitaria y buscando cooperación internacional para la investigación; ha desarrollado y difundido tecnologías de maduración de kiwis y apoyado la puesta en producción de nuevas variedades de carne amarilla y roja.

Así, la industria chilena del kiwi está preparando su proyección a un mercado global con una oferta cada vez más elevada y un consumo igualmente en alza. Los importadores, comercializadores y consumidores pueden contar con la certeza de que los productores y exportadores de Chile están mejorando su oferta de kiwi con la mejor relación precio calidad.

 

Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Nueva Zelanda

Desde el Comité del Kiwi de ASOEX, consideramos que si Nueva Zelanda desea incorporarse a acuerdos bilaterales con mercados como la Unión Europea (UE) debe dejar en el pasado estructuras como la de Zespri, la cual no es reproducible en Europa y tampoco actúa con igualdad de oportunidades para los productores europeos. Ningún productor de la UE que decida producir kiwis en la isla de Oceanía puede exportar por sí mismo su fruta, ya que la exclusividad la tiene Zespri, además no tiene libertad de producir las variedades que han sido desarrolladas por los breeders europeos, ya que los materiales a comercializar los determina Zespri de manera unilateral. Jingold, Summerkiwi, Soreli y ahora Dori han tenido que esperar años de obstaculizaciones supuestamente sanitarias para poder llegar a Nueva Zelanda, y solo después de intensas negociaciones de abogados y de las mediaciones de la Cancillería italiana. Esta situación no es igual para Zespri en Europa, donde sí han podido ingresar, cultivar, comercializar y exportar fuera de la UE las variedades que han desarrollado, convirtiéndose, con esta favorable condición, en el mayor exportador de kiwis de Europa.

¿Es justo que no exista reciprocidad para los miembros de la Unión Europea? No, no es justo y menos en los tiempos modernos de libre comercio. ¿Quién es el responsable de esta asimetría, Zespri o el Gobierno de Nueva Zelanda? Es el Gobierno de nueva Zelanda quien, a través de una ley, permite que exista Zespri, por lo tanto, son ellos quienes debe desmantelar esta estructura retrograda y que atenta contra el comercio justo que se establece en los acuerdos del libre comercio. Si la UE no exige igualdad de condiciones a Nueva Zelanda, sus agricultores serán dañados en sus intereses y en sus derechos.

Deja un comentario