Ed. Fruit Logistica 2018 / Fruta de Hueso y Pepita

China, más cerca que nunca. AFRUEX

Miguel Ángel Gómez, gerente de Afruex.

El mercado chino es una baza de futuro que todos los exportadores tienen en mente, si es que no están comercializando ya allí. Y digo de futuro pues quedan detalles importantes que subsanar. El transporte es algo básico, es en lo que tenemos que seguir avanzando, buscando alternativas. Los 30-35 días de tránsito marítimo actuales son una barrera infranqueable para poder llegar con garantías de calidad.

En este sentido, desde Afruex trabajamos para facilitar los cauces de exportación, así como para abrir nuevas vías de transporte u optimización de las actuales, para poder llegar a mercados como el de Shanghai en un máximo de 15-20 días de forma marítima o incluso reduciendo ese periodo por vía ferroviaria. Una vez seamos capaces de lograr esto, estamos convencidos de que los volúmenes y los productos exportados aumentarán.

Actualmente la ciruela es la fruta que más se ha exportado a este mercado, y casi en su totalidad procedía de Extremadura. Sin embargo, los problemas que hemos vivido durante la campaña 2017 han provocado que las toneladas que se iban a comercializar se hayan reducido. La falta de calidad inicial de la fruta y la bajada de la producción, han hecho que no se mantuviesen los volúmenes del año anterior.

“Los 30-35 días de transito marítimo actuales son una barrera infranqueable para poder llegar con garantías de calidad al mercado chino”

Pero debemos tener en cuenta que llevamos apenas 18 meses con este mercado abierto para la fruta de hueso española, que se traducen en poco más de una campaña. Por ello debemos seguir trabajando para conocer las preferencias de los consumidores y sus gustos, así como la forma de funcionamiento de las empresas importado-
ras chinas.

Y estamos convencidos de que lo conseguiremos. En los últimos años la asistencia a ferias como Fruit Logistica Asia ha crecido de forma considerable, muestra de la implicación y prioridad que el mercado asiático tiene en nuestra fruticultura.

Por todo ello, creemos que en un futuro, no muy lejano, será un destino muy importante para la fruta de hueso española, con capacidad de absorber grandes volúmenes, máxime cuando permanece aún el veto ruso, con el grave perjuicio que supone para las empresas exportadoras.

Deja un comentario