Escribe para buscar

Cítricos con nombre propio para rentabilizar el sector. COOP CARLET

Coop Carlet, que se especializó en kaki para diversificar sus producciones, también apuesta por los cítricos con valor añadido.

Comparte

La valenciana Coop Carlet se ha ido decantando por productos como el kaki o la fruta de hueso “para poder subsistir en un entorno tremendamente competitivo”, aunque no abandona sus producciones de cítricos. “Estratégicamente nos conviene diversificar y los cítricos son una de las opciones que mejor se ajustan a nuestra zona productora”, según explica José Climent, gerente de la cooperativa.

El directivo tiene claro que el sector de los cítricos debe apostar por diferenciarse si quiere poner en valor la baza de la calidad frente a la competencia de terceros países. “Estamos convencidos, argumenta, de que a pesar de que la distribución imponga sus marcas es importante posicionar bien una enseña propia que sea garantía de calidad y ayude a la empresa a darse a conocer”. Además, Climent no ve otra alternativa que ser más competitivos también a nivel de precios, “pero sobre todo debemos sacar punta a todas las ventajas que podemos tener respecto a estos orígenes”, en relación a países terceros. Y destaca aspectos como la cercanía, la seguridad alimentaria, las garantías laborales y sociales y la capacidad de servicio para “diferenciarnos del resto”.

Tras el éxito logrado con la promoción del consumo del kaki, con instrumentos como la creación de las denominaciones de origen, marcas propias y publicidad, el gerente de la cooperativa propone trasladar estas mismas iniciativas a los cítricos. “Desgraciadamente, señala, se han convertido en muchos casos en un commodity sin identidad ni precio”. No es el caso de Coop Carlet, que ha intentado posicionar la marca propia “Diplom” para que sea nuestro buque insignia y nos ayude a promocionar por calidad y servicio nuestra empresa y nuestros productos”.

Por otra parte, Climent no comparte el cambio de calendario de producción que se propone para hacer frente a la competencia, ya que, a su juicio, “la ampliación de fechas de entrada del hemisferio sur y la reducción de los aranceles están haciendo muchísimo daño a las variedades extratempranas”. Una decisión política, avisa, “que va muy en contra del sentido de creación de la Unión Europea y puede provocar un verdadero calvario para los agricultores, que ya sufren una situación económica muy complicada”.
En cuanto a los resultados de Coop Carlet en cítricos, la campaña pasada se zanjó con unos resultados “algo mejores” que la media de los últimos años, debido, en parte, a la escasez de cosecha. En palabras del gerente, fue un “pequeño balón de oxígeno para un sector con una rentabilidad muy escasa en las últimas campañas”. En la actual temporada, las previsiones de Coop Carlet pasan por recuperar ligeramente volúmenes, y de cara al futuro apostar por variedades donde prevemos un mejor retorno económico.

En kaki, la Cooperativa exporta a más de 30 países. Norteamérica y Asia se perfilan como posibles destinos alternativos para el sector. En cítricos, la empresa se limita principalmente al europeo. En este sentido, el gerente muestra su “preocupación” por el efecto del Brexit, ya que el Reino Unido es uno de sus principales mercados y tendrán que buscar posibles soluciones de la mano de sus clientes. En cualquier caso, opina que la necesidad de producto español persistirá, “pero tendremos que vencer las posibles trabas al comercio”.

Uso de plástico
Climent señala que, en inversiones y retos de futuro, una de las prioridades de la cooperativa para hacer frente a las nuevas demandas de los consumidores es la “adecuación” de sus instalaciones y maquinaria de envasado para poder ir reduciendo el uso de plásticos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *