Ed. 132 Agosto 2017 / Tomate Cherry

Compromiso y confianza entre productor y cliente. GRUPO LA CAÑA

Grupo La Caña apuesta por la planificación y por la innovación para proporcionar lo que demanda el mercado y el consumidor final en todo momento.

Beatriz Peña

La confianza es esencial a la hora de mantener cualquier tipo de relación, más aún cuando se trata de intercambios comerciales. Grupo la Caña quiere ir más allá y trasmitir fiabilidad y seguridad y, según su director comercial, Antonio García, esto sólo se consigue con una forma de trabajar transparente, que “permita a los distribuidores conocer a nuestros agricultores, teniendo siempre presente al consumidor final, para saber en todo momento lo que está demandando y planificar así la producción”.

No se trata sólo de proyectar una imagen sino una realidad. Para ello, su departamento de I+D+i tiene tres líneas de trabajo principales: la mejora continua en los procesos de producción en planta; producir de forma más eficiente, responsable y sostenible; y el aprovechamiento de los residuos vegetales para transformarlos en energía, compost, sustrato etc., es decir, economía circular.

“Con este esfuerzo en innovación, lo que se consigue es trabajar en la diferenciación de nuestros productos, aportando valor añadido con calidad, frescura, seguridad alimentaria, compromiso social y ambiental, además de ser competitivos en precios”, nos cuenta el Director Comercial.

Toda esta estrategia culmina con la planificación de las cosechas que les garantiza las ventas, con el objetivo de seguir creciendo, una media del 10-12% anual. Este año esperan superar las 35.000 toneladas de tomate cherry comercializadas. El 85% de su producción se exporta a Europa, aunque están presentes en otros mercados emergentes.

Buen precio en invierno

En este periodo, el precio del tomate cherry ha sido bueno. Según Antonio García, en algunos tipos, como redondo o rama, se ha registrado un descenso en la producción, subiendo en otras categorías como el pera, pero los precios han subido respecto al año anterior entre un 35% y un 45% dependiendo de la variedad. La menor producción ha venido compensada por un incremento de las cotizaciones que han experimentado de forma generalizada en el resto de hortícolas y tropicales comercializadas por La Caña, por lo que están muy satisfechos; sin embargo, García confirma que en lo que llevamos de campaña de primavera – mayo y junio – se ha invertido la tendencia: hay más producción en toda Europa y cotizaciones mucho más bajas. La empresa confía en poder hacer frente a esta situación gracias a su política de planificación y anticipación.

Deja un comentario