Escribe para buscar

“Desearía que el arándano no se convirtiera en un cítrico o una fruta de hueso”. ONUBAFRUIT

Así de contundente se muestra el gerente de Onubafruit, Francisco Sánchez, al referirse a la reducción de rentabilidad del arándano por un exceso de plantaciones, a la vez que aborda otras cuestiones importantes para el sector como la renovación varietal.

Comparte

La diversificación en variedades de fresa significaba hace unos años poder alargar la campaña para ocupar las ventanas comerciales más codiciadas, pero ahora no solo representa eso, sino que suponen también un salto en valor añadido con el que no contaba el sector fresero onubense. En definitiva, un paso adelante en sabor. Esto se extiende a las otras berries, como frambuesa y arándano especialmente.

Onubafruit es probablemente el mejor representante de esta tendencia; por un lado, por ser el primer operador europeo y, por otro, al ser pionero en contar con un centro de experimentación avanzado propio donde sus primeras variedades están resultando un éxito. Una potente inversión que han realizado sus cinco cooperativas integrantes donde destaca su programa de frambuesa, con seis variedades en exclusiva de las que tres ya se están comercializando en los mercados con una excelente acogida, tanto por parte del agricultor como del cliente. Son Shani, Wengi y Bella, que vienen a sumarse a su programa anterior con Lagorai como material estrella. “Creo que tenemos la investigación de frambuesa más importante de Europa, con probablemente las mejores variedades del mercado”, comenta Francisco Sánchez, gerente de Onubafruit. Prueba de esta buena senda del cultivo de frambuesa es que para la próxima campaña tienen una previsión de crecimiento de un 20% que se sumará a sus más de 10.000 tn actuales. Según el vicepresidente de Onubafruit y a su vez presidente de Cobella, Francisco Javier Contreras, “estamos muy bien posicionados con variedades muy tempranas y con valor añadido, tanto en frambuesa como en arándano”.

Arándano

En este último cultivo, desde Onubafruit tienen claro que va a haber un punto de inflexión en el sector, tanto en el número de operadores como en variedades. Se ha plantado más de lo que se puede vender y “ha entrado gente que no es profesional, sin tener mercados de destino y con una apuesta varietal errónea que nosotros ya hemos comenzado a corregir”, comenta Sánchez. De ahí que de las casi 1.000 hectáreas que están poniéndose en marcha, el arándano representará una parte muy importante. Esperan que este nuevo material logre una renta media y sostenible en el tiempo porque “desearía que el arándano no se convirtiera en un cítrico o en una fruta de hueso”, puntualiza.
En estas nuevas fincas, el cultivo subtropical tendrá un protagonismo importante, con una plantación de 150 ha de aguacate. Es una línea que están potenciando para una mayor diversificación de los cultivos, de ahí su inversión paralela en I+D+i: “Estamos desarrollando variedades en mango, papaya, lichi, pitaya…”, comenta Cristobal Picón, presidente de Costa de Huelva, al respecto.
Diversificación en productos y variedades parece ser la punta de lanza de Onubafruit para las próximas campañas, siempre con un alto compromiso por la sostenibilidad, entre otros aspectos, reafirmando su fórmula del éxito por muchos años más.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *