Ed. Fruit Logistica 2018 / Plátano

El Plátano de Canarias, rompiendo barreras. ASPROCAN

Domingo Martín Ortega, Presidente de ASPROCAN.

El año 2017 ha sido un año de grandes retos para los productores de Plátano de Canarias. Las condiciones climatológicas han traído consigo un aumento importante de la producción platanera, lo que ha supuesto un enorme desafío para el sector, desde el que hemos trabajado de forma coordinada para lograr un objetivo común que se ha conseguido cumplir: aumentar la comercialización y el consumo de Plátano de Canarias.

Sí atendemos al panel de consumo de Kantar Wp, este ha sido un año en el que el consumo de fruta en general ha continuado cayendo por tercer ejercicio consecutivo en España. Como contrapunto a esta negativa realidad, se encuentra Plátano de Canarias, que ha logrado resistir a esta tendencia y alcanzar cifras sin precedentes de consumo en nuestro país.

En este contexto, en la Península y Baleares hemos llegado a comercializar alrededor de los 383 millones de kilogramos, cifra superior a la máxima alcanzada en 2016, cuando se comercializaron más de 381 millones de kg.

En 2017 hemos dado un primer paso en cuanto a las exportaciones

Este crecimiento por tanto se enmarca en un período que ha representado un enorme reto para nuestros productores y distribuidores. Desde ASPROCAN, Órgano de Gestión de Plátano de Canarias, hemos continuado incentivando el consumo a través de la promoción de nuestra fruta en distintos medios y con nuevos argumentos.

Buen ejemplo de ello es el trabajo de investigación ligado a la salud que presentamos en el último trimestre de 2017, donde se incluyen recientes estudios y datos sobre las numerosas propiedades nutricionales que demuestran los beneficios que el Plátano de Canarias puede tener sobre la salud. El consumo de plátano se ha intensificado y eso es debido también a que los consumidores tienen mayores razones para incorporarlo de una forma más habitual a su dieta diaria.

Aunque no sólo hemos trabajado para lograr el crecimiento de la demanda en España. También se ha puesto en marcha un proyecto de exportaciones colectivas fuera de nuestro país, como vía para aumentar la comercialización y evitar los excedentes de producción que se producen en algunos momentos del año. 2017 ha supuesto un primer paso en este sentido, con exportaciones principalmente a Marruecos y Suiza, que en su primer año de experiencia han alcanzado un nivel de continuidad y fiabilidad suficiente como para seguir con la apertura de dichos mercados en este 2018.

Sin embargo, desde el punto de vista de la producción, no podemos estar satisfechos porque a pesar de estos datos de consumo, el mercado en verde ha tenido un proceso de caída muy fuerte en el último mes del año, que ha vuelto a poner sobre la mesa las enormes dificultades para la viabilidad económica de nuestra producción.

Sin duda, la agresividad en el precio de la banana importada sobre el precio de las producciones canarias continúa. En coordinación con las instituciones y autoridades seguimos trabajando para hacer frente a esta situación aunque afortunadamente los consumidores finales continúan respaldando con fuerza un producto nacional diferenciado por su sabor, seguridad alimentaria, respetuoso con el medio ambiente y sostenible socialmente.

Deja un comentario