Ed 140. Diciembre 2018 / Kiwi

El producto asturiano rompe fronteras. KIWIASTUR

Kiwiastur ha conseguido extender su campaña durante diez meses, lo que le ha permitido comenzar a diversificar sus mercados.

Con un volumen comercializado cercano a los 2 millones de kilos al año, la marca asturiana Kiwiastur, perteneciente al grupo Feito y Toyosa, es uno de los mayores comercializadores y productores de kiwi de España. “Tenemos un producto muy bueno, el asturiano, y esa genética no la podemos perder, pero sí mejorarla”, explica su gerente, Francisco Javier Feito. Esto les ha llevado a apostar de forma decidida por el I+D+i, hasta el punto de que han logrado ampliar su calendario productivo. Así, gracias a la colaboración con distintos laboratorios, han mejorado la precocidad del kiwi que cultivan en una finca de 40 hectáreas en Pravia, algo poco habitual en Asturias. De este modo, mientras la cosecha de la producción tradicional se inició en torno a la segunda quincena de noviembre, Kiwiastur ya contaba con producto recolectado a finales de octubre. Además, esta mejora genética les ha permitido aumentar los rendimientos, reduciendo la segunda categoría. Y lo que es más importante aún: “Es un kiwi con mucho azúcar, sabor y materia seca”.

“ Recolectan kiwi en octubre, adelantándose así a la producción tradicional asturiana

Pero la firma no solo ha sido capaz de iniciar antes su campaña, sino que también ha logrado extenderla durante más meses, mejorando la conservación del producto. Para ello, en su Central Kiwicultora Asturiana disponen de cámaras de atmósfera controlada que mantienen el kiwi en perfecto estado para su consumo hasta el mes de agosto, “doblando así nuestra presencia en el mercado, al pasar de cuatro o cinco meses hasta casi diez”.

Todo esto les ha valido para diversificar sus mercados. Junto a su presencia en “las grandes plazas nacionales”, Kiwiastur está introduciéndose en Europa; de hecho, ya el año pasado iniciaron la exportación a los países nórdicos, donde han llegado a acuerdos con cadenas de supermercados suecas, por ejemplo. “Estábamos en un mercado ‘cautivo’ en el que, si disminuye el número de consumidores, nosotros también caemos”, comenta Feito, para quien este amplio calendario les abre un sinfín de posibilidades comerciales.

Productos de futuro
La innovación va en los genes de esta joven empresa asturiana y, abiertos ya a nuevos destinos, quieren ahora diversificar también su oferta. Así, durante su participación en la pasada edición de Fruit Attraction, han llegado a un principio de acuerdo para producir kiwi amarillo en un futuro no muy lejano, e incluso rojo, aunque en pequeñas cantidades.
El kiwi supone en torno al 5% de la facturación total del grupo Feito y Toyosa, que el año pasado superó los 20 millones de euros, manteniendo su liderazgo de la distribución en Asturias y situándose entre las cinco mayores empresas del sector en la cornisa cantábrica.

Deja un comentario