Ed. Fruit Logistica 2019 / Análisis por sector

En marcha el plan de ajuste para la fruta de hueso

El sector se prepara para un programa de arranque que podría afectar a unas 12.000 hectáreas, en torno al 10% de estos frutales, con un coste de unos 100 millones de euros.

Rosa Coronilla

La fruta de hueso se encuentra en pleno proceso de ajuste. Las últimas campañas, incluida la de 2018, vienen demostrando que hay que adaptar la producción a la demanda en calidad y en cantidad tras la saturación que se produce cada año en los mercados y la consiguiente inestabilidad de los precios desde que se produjo el veto ruso en 2014. En la última campaña, con una caída media del 10% en la producción por las abundantes lluvias y pedriscos y de hasta un 60% en ciruela, los precios han sido más estables. Pero muy por debajo de las expectativas de los productores, que esperaban compensar de alguna forma los malos resultados de otros años.

El programa de arranques de frutales, contemplado en el plan estratégico del sector diseñado a finales del pasado año tras la desastrosa campaña de 2017, se abre paso como la solución más relevante, aunque no la única, a los males que vive el sector. Según explica Manel Simón, responsable de la asociación catalana Afrucat, Cataluña ya estudia un plan de arranque de 2.000 hectáreas con un incentivo de 5.000 euros por hectárea, aunque este plan pactado con el Gobierno autonómico debe lograr todavía financiación pública por parte del Gobierno central. Según las estimaciones del sector, este ajuste voluntario podría afectar a unas 12.000 ha en todo el país, el 10% de estos frutales, y supondría una inversión de unos 100 millones de euros.

Simón también valora otras medidas paliativas de la crisis, como la apuesta por la producción ecológica, la búsqueda de nuevos mercados y nuevos protocolos, además de la reactivación del consumo interno y a nivel europeo. En este último caso, recuerda que hay una sobreproducción de unos 120 millones de toneladas, 60 procedentes de la caída de la exportación y otras 60 referidas a consumo interno, así que hay mucho terreno que ganar con la promoción. También es fundamental, a juicio de Simón, la innovación en el sector en busca de nuevos sabores y propuestas, y cita como es el caso del proyecto “Fruit Future” de Afrucat.

“En las campañas largas perdemos dinero y en las cortas apenas cubrimos costes”. Así resume la situación Miguel Angel Gómez, gerente de Afruex, para quien además del plan de arranque habría que arbitrar otras soluciones en los mercados que “equilibren las reglas de juego”. En este sentido, recuerda que “Francia ha puesto un precio mínimo a la fruta”. También admite que habría que buscar nuevas variedades para elevar la calidad de esta fruta de hueso que pierde terreno entre los consumidores. Como responsable del sector en Extremadura, donde según sus estimaciones la producción se ha mantenido en los últimos ocho años, advierte que el exceso de oferta no es responsabilidad de todas las comunidades por igual, así que no cree que el plan de arranque deba afectar a los productores extremeños. Otra forma de esquivar la crisis que vive el sector sería, a juicio de Gómez, aglutinar la oferta frente a la concentración de la demanda, además de poner el foco en adaptarse a los gustos del consumidor.

Fuentes del sector admiten que se sufren las consecuencias de un crecimiento “desordenado” tras la explosión registrada en los últimos 15 años. En este periodo se lanzaron multitud de nuevas variedades, no todas con buenos resultados, mientras que la producción creció exponencialmente por el tirón de las exportaciones. La situación de bonanza se cortó de cuajo cuando Rusia, que absorbía el 30% de la producción, cerró sus mercados. La crisis, por tanto, afecta a toda Europa, donde se prevé un retroceso de estas producciones hasta el 2030, sobre todo en manzana, melocotón y nectarina. En España, cerca de 121.000 hectáreas se dedican a la producción de frutas de hueso repartidas por Cataluña, Aragón, Murcia, Extremadura y Comunidad Valenciana.

Las soluciones que llevan años buscando los productores no llegarán en cualquier caso sin la unidad de acción del sector, una necesaria voz única que podría lograrse poniendo en marcha una interprofesional, como recomienda el plan estratégico de la fruta de hueso.

 

Mejores noticias en pera y manzana
España desplazó a Italia hace unos cuatro años como principal productor de melocotones, nectarinas, paraguayos, pavías, albaricoques y ciruelas, después de apostar por la fruta de hueso en detrimento de la manzana y la pera. Estas otras frutas dulces, las de pepita, viven desde este ajuste un mejor momento que la de hueso. La campaña que acabó en julio fue estable y de buenos precios gracias a la caída del 20% de la producción de manzana en Europa y en menor medida en pera. Manel Simón es “optimista” sobre el futuro de este segmento.

 

Campaña de Fruta de Hueso 2018

1.802.709 Tn (-9%)
Producción total.

596.735 Tn (-13%)
Nectarina.

325.904 Tn (-9%)
Paraguayo.

314.685 Tn (-11%)
Melocotón.

304.673 Tn (+2%)
Pavía.

142.709 Tn (+9%)
Albaricoque.

118.003 Tn (-21%)
Ciruela.

Campaña de Fruta de Pepita 2018

595.300 Tn (-3%)
Manzana.

332.500 Tn (-7,2%)

Deja un comentario