139. Octubre 2018 / Uva

“España seguirá siendo el productor preferido de Reino Unido”. FRUTAS ESTHER

La murciana Frutas Esther confía en mantener este mercado tras el Brexit, si bien apunta a “inconvenientes” como los posibles retrasos en aduanas y, sobre todo, a quién asumirá el coste de los nuevos aranceles.

uva

La situación para el comercio agroalimentario a partir del próximo 30 de marzo “inevitablemente” no será la misma, señalaron desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a mediados del mes de septiembre. Los países miembros de la Unión Europea (UE) y Reino Unido tienen hasta el 29 de marzo de 2019 para, en el mejor de los casos, llegar a un Brexit consensuado; el peor de los escenarios prevé una retirada sin acuerdo.
En este contexto, las empresas exportadoras de uva de mesa murcianas como Frutas Esther, que tienen en el país británico su principal mercado de destino, comienzan a prepararse para la ‘era post-Brexit’, un tiempo de incertidumbre. “España va a seguir siendo el origen preferido por las cadenas de Reino Unido”, afirma a la revista Mercados Gerardo Gómez, gerente de la entidad, quien, en cualquier caso, apunta a una serie de inconvenientes derivados de la recuperación de los aranceles. “Tener que pasar de nuevo por las aduanas retrasará los envíos y generará unos gastos adicionales que no sabemos quién asumirá”, explica. A esto hay que añadir las posibles fluctuaciones de la libra.

Frente a Reino Unido, China se presenta como un mercado interesante para el sector productor de uva de mesa. Todo parece indicar que el protocolo de exportación a este país será una realidad en breve y Frutas Esther parte de una posición privilegiada para poder abordarlo. “Ya tenemos la experiencia de la fruta de hueso y, aunque es un mercado muy exigente, estamos seguros de las posibilidades de las nuevas variedades que tenemos en producción”, comenta Gómez para quien este destino “será un buen complemento a nuestra venta habitual”.

La firma inició hace cuatro años su proceso de reconversión varietal, que alcanzará a 250 hectáreas, con la introducción de nuevas variedades de mayor calidad gustativa y organoléptica.

Estabilidad
Frutas Esther prevé una campaña similar a la del año pasado, a pesar de los precios más bajos de sus primeros compases. La uva de mesa representa en torno al 20% de su facturación y un 15% de su volumen total de kilos, que se mantendrá prácticamente igual con respecto a la pasada campaña, ya que, “aunque tenemos muchas variedades nuevas entrando en producción, hay otras que hemos eliminado”, concluye Gómez.

Deja un comentario