ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Tropicales

Especialistas en exportación de tropicales y subtropicales. AGROJETE

La firma Agrojete ha conseguido destinar entre un 25% y un 30% de su producción de chirimoya al exterior gracias al control de todos y cada uno de sus procesos.

Alicia Lozano

Fesde hace unos años el precio de las frutas tropicales está alcanzando unos niveles bastantes atractivos en el mercado tanto para el comercializador como para el agricultor, lo que está animando al sector a incrementar la superficie de cultivo en España y en Sudamérica. Pero ante esta situación, empresas como Agrojete se muestran prudentes y abogan por garantizar la calidad antes de invertir en más plantaciones. “Cuando entren todos los árboles de mango en producción veremos cómo le damos salida en los solo 50 días que dura la campaña de Osteen (la principal variedad), o al menos es lo máximo que debería de durar cortando mango con calidad desde primeros de septiembre”, sentencia su gerente, José Antonio Vallejo, desde una de las entidades que mira por el saber hacer más que por el volumen de ventas.
Esta situación se une a la práctica de cortar en verde para obtener mejores precios, que, como hemos visto en otros sectores, el melón o el aguacate de piel lisa, decepciona al consumidor a primeros de temporada e influye negativamente en el desarrollo de la campaña. Lo mismo está sucediendo con el mango, según Vallejo: “Desde mediados de julio se están recolectando cuando aún no tienen calidad, y finalmente cuando la tenga, habrán echado a perder el consumo”.

Así, en Agrojete son los primeros en asegurarse de que en sus almacenes solo entra mango, aguacate y chirimoya madurada en el árbol, por el bien de sus clientes y del sector en general. Y no se detiene en esta premisa, sino que lleva a cabo todo un exhaustivo control de la calidad de la fruta que comercializa, ya sea a nivel nacional como internacional. Y es especialmente cuidadoso con la chirimoya al tratarse de una fruta tan delicada para el transporte, hasta el punto de haber conseguido exportar hasta un 25%-30% de su producción (1.5000 Tn). “No recolectamos hasta que nos entra el pedido y siempre procuramos que en la misma mañana se confeccione, se preenfríe y salga de almacén o como máximo al día siguiente. Además, preferimos pagar un plus al transportista para llegar lo antes posible a cualquier destino de Europa, con el objetivo de garantizar al cliente la máxima frescura y calidad”, explica.
Esta preocupación de la empresa Agrojete por reducir los tiempos desde que se corta la fruta hasta su llegada al cliente va en concordancia con su lema, “La calidad nos distingue”, del que puede hacer alarde con seguridad al controlar el 100% de su producción.
De forma paralela, la firma continúa desarrollando productos de IV y V Gama como socio de la entidad de procesado Agroindustrias Tropicales e innova en nuevos proyectos como es el envío de chirimoya a países lejanos con envases de atmósfera modificada, del que está realizando pruebas, siempre tras ese objetivo de ofrecer la máxima calidad y frescura.

Deja un comentario