Ed 140. Diciembre 2018 / Pimiento

Esperan superar los 80 millones de kilos esta campaña. UNICA

El pimiento es su principal producto y el tipo California su gran referencia, si bien comercializa especialidades como el mini dulce y tipologías como el Lamuyo bajo programas con sus clientes.

Unica

Con un mercado europeo, en ocasiones, saturado de producto, hay quien apuesta por llegar a nuevos destinos, como es el caso de Unica, que ya comercializa pimiento en Emiratos Árabes Unidos y Asia. Acaba de cumplir 10 años, tiempo en el que ha crecido de forma exponencial y espera seguir haciéndolo: en 2018/2019, prevé superar los 375 millones de kilos y una facturación cercana a los 350 millones de euros, con un aumento estimado del 25% para esta campaña y manteniendo una media anual cercana al 20% desde su constitución.

El pimiento es, por volumen, su principal producto y, de hecho, este ejercicio superará los 80 millones de kilos, gracias a la integración de la cooperativa gaditana Virgen del Rocío y también al aumento de producción de sus demás socios. Entre sus referencias, producen y comercializan pimiento California, el tipo mayoritario, pero también especialidades como el picante, mini dulce sweet bite o pimiento Palermo y tipologías más arraigadas en el mercado nacional, como es el Lamuyo. “En este último caso, realizamos las plantaciones en función de programas cerrados con nuestros clientes”, matiza Loli Rodríguez, responsable de este producto.

La pasada campaña, Unica inició la exportación de esta hortaliza a Emiratos Árabes Unidos, un mercado que, para Rodríguez, tiene interesantes atractivos: “No está tan saturado de producto como puede estar Europa en determinados momentos y, además, cuenta con un alto poder adquisitivo”. El principal inconveniente, en cualquier caso, son los días de tránsito del producto, que exportan en barco. Esto les ha llevado a definir con la mayor precisión cuál es la mejor fecha para iniciar los envíos, afinando al máximo la logística. Así, comienzan la exportación a estos países entre finales de octubre y principios de noviembre, cuando la climatología permite que el producto llegue en el mejor estado de conservación hasta el consumidor final. A esto hay que añadir el elevado coste de este tipo de transacciones. “Cuando el precio del pimiento es alto en origen y le sumamos los gastos del transporte, su precio final puede llegar a ser demasiado elevado”, explica Rodríguez.

Pese a todo, la de la campaña pasada fue una experiencia positiva, tanto que, en este 2018/2019, van a continuar trabajando para consolidar este mercado y ampliar sus ventas, que de momento son muy limitadas. Del mismo modo, prevén seguir abriéndose a nuevos destinos lejanos.

Emiratos Árabes Unidos es uno de los mercados emergentes para las exportaciones hortofrutícolas andaluzas. Entre enero y julio de este año, las ventas de todo el sector a este país sumaron 5 millones, el doble del mismo período de 2017.

Deja un comentario