ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Tropicales

“Hoy somos más fuertes, más eficientes” FRUNET

Tras la crisis del E.Coli (2011) la firma Frunet estuvo a punto de cerrar. Sin embargo, decidieron luchar. Hoy seis años después, nos encontramos con una empresa fuerte y consolidada.

Marga López

La crisis del E.coli se recordará siempre en el sector. La mala gestión que se llevó a cabo, tanto por parte de la administración alemana como de la española, marcó durante mucho tiempo a nuestros productores, pero de especial forma a dos empresas andaluzas: Frunet y Costa de Almería, que fueron injustamente señaladas como las responsables de esa contaminación bacteriana que causó 56 víctimas mortales en Alemania.
¿Cómo superar una situación como ésta, cómo lavar tu imagen cuando no eres responsable de lo ocurrido? Eso debió preguntarse durante mucho tiempo Antonio Lavao, gerente de Frunet. “Teníamos clientes que nos querían comprar, pero no podían porque nos tenían vetada la entrada en Alemania. En esos momentos pensamos en todo: cerrar, cerrar y abrir con un nuevo nombre… pero no, nos levantamos y comenzamos a trabajar con más ganas si cabe”, nos explica Lavao, que no oculta ahora su satisfacción tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno de Hamburgo (Alemania) por el que estas dos entidades serán indemnizadas al haber sido acusadas injustamente de ser culpables de la crisis del E.coli. Lavao no quiere hacer pública la cuantía de dicha indemnización, pero nos confirma sentirse plenamente satisfecho.

Lo positivo
Hoy Frunet es una empresa bien distinta a la de 2011, más fuerte, organizada y diversificada. Fue necesario empezar de cero, abrir nuevos mercados, nuevas líneas de producto, pero siempre manteniendo la marca, en ningún momento dudaron en cambiarla, porque no tenían nada que ocultar. El tiempo ha demostrado que escogieron el mejor camino.
Actualmente facturan 40 millones de euros, en 2011 eran 18, han crecido en volumen y comercialización en ecológico, han desarrollado la línea de productos exóticos, están presentes en nuevos mercados sin depender demasiado de un solo destino… “Somos más eficientes, por eso me quedo con lo bueno de la crisis del E.coli”, añade Lavao.
Todo ello a pesar de reconocer que no sintió apoyo por parte de la administración. “Era quizás un momento complicado para España, en el que no se podía casi cuestionar nada que viniera de Alemania, pero eso no nos frenó, incluso dimos una rueda de prensa en Hamburgo, donde por cierto tampoco tuvimos el apoyo de la embajada”, recuerda Antonio Lavao.
Lo que sí nos menciona una y otra vez es el respaldo de un sector productor que no estaba preparado para lo que pasó y que de forma generalizada sufrió pérdidas por la mala imagen que se proyectó en Europa.
En estos momentos es incuestionable la seguridad alimentaria de nuestros productos, productores y comercializadoras han trabajado todos estos años por garantizarla. En definitiva, el sector es más fuerte, no solo en volumen, sino también en imagen y en parte se lo deben a la crisis del E.coli.

Deja un comentario