Ed. 132 Agosto 2017 / Tomate Cherry

Innovación para mejorar la experiencia del consumidor. GRANADA LA PALMA

Granada la Palma invertirá el próximo año 500.000 euros con los que ampliar sus campos de ensayo para seguir mejorando su producción.

Beatriz Peña

Innovación, sostenibilidad y compromiso social. Estas tres estrategias definen el trabajo de la Cooperativa Granada la Palma, una de las principales empresas exportadoras de hortalizas de nuestro país y el referente en producción y comercialización de tomate cherry.

La partida presupuestaria para innovación es la más importante de la cooperativa, de hecho es una parte fundamental de su plan de crecimiento. En el próximo ejercicio tienen previsto invertir medio millón de euros en la ampliación de las instalaciones para ensayos de nuevas variedades. La empresa mantiene acuerdos con casas de semillas “para diseñar el producto que necesitan” y tienen varios proyectos en marcha que darán sus frutos en breve, afirma Carmelo Salguero, director comercial de la empresa.

De lo que se trata, al final, es de que el consumidor tenga una experiencia agradable cuando adquiera sus hortalizas, por lo que en lo relativo a variedades lo tienen claro: calidad y sabor frente a alta productividad. Su gama de tomate de especialidad abarca diversas formas y colores diversos como: tomate cherry rama, amarillo, pera, Minichocmato, pera naranja, pera fresa, tomates snack, etc. Un catálogo con el que satisfacer el gusto de los distintos perfiles de consumidor.

Además, a través de los fondos operativos de su OPFH, La Palma está modernizando sus estructuras y dotándose de las mejores tecnologías en fertilización, climatización o equipos de calefacción con biomasa, porque otro de sus objetivos es lograr una producción sin residuos algo que ya han comenzado a implementar en cherry. De hecho, 35% de las analíticas realizadas este año han mostrado la ausencia de residuos en cherry y esperan seguir ampliando este porcentaje. 

“La sostenibilidad es una cultura y debe pasar de ser un extra en el producto a formar parte irrenunciable del mismo. Para nosotros la calidad es mucho más que un conjunto de unos buenos parámetros organolépticos, es además seguridad alimentaria, responsabilidad social y sostenibilidad ambiental, todo al mismo nivel”, añade Salguero.

La campaña se ha desarrollado con normalidad hasta el mes de abril, cuando coincidieron el aumento de la producción por las buenas temperaturas de la primavera y la cosechas europeas, una circunstancia que puede repetirse a finales de año cuando tendrán que competir con la producción tanto del norte de Europa como de Marruecos. Por eso, aunque es pronto para hacer una valoración, la cooperativa espera seguir haciendo su trabajo de la mejor forma posible para mantener su posición, al tiempo que amplía sus mercados.

Deja un comentario