ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Various

Koppert, un aliado para el agricultor del futuro

Para celebrar el 50 aniversario, Koppert Biological Systems, en Holanda, nos ha abierto las puertas de su casa. una empresa familiar que lidera hoy el control biológico a nivel mundial, y aspira volver a revolucionar la agricultura del futuro.

Marga López

En 1967 Jan Koppert, agricultor holandés, cansado de usar químicos contra la araña roja en su cultivo de pepino sin demasiado éxito, decidió probar insectos auxiliares, una técnica innovadora de la que había oído hablar y que se estaba investigando en algunas universidades europeas. Así nace Koppert Biological Systems, una entidad que hace 50 años vendió la primera solución contra la araña roja y ahora lidera la agricultura sostenible en todo el mundo.

Para celebrar este aniversario, un grupo de periodistas agroalimentarios hemos tenido la oportunidad de visitar sus instalaciones centrales en Berkel en Rodenrijs (Holanda), donde acaban de inaugurar el Experience Centre, un espacio interactivo para conocer de cerca la visión holística que los define en la actualidad: control biológico de planta, suelo y raíz, y que fue inaugurado a principios de septiembre por el Rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos.

En un primer acercamiento a la entidad, Bram Klapwijk, especialista de cultivos, nos detalló los orígenes del control biológico y cómo ha ido evolucionando Koppert en estos años. Hoy está presente en 120 países, dispone de 26 filiales, cuenta con 1.500 empleados y una misión que va más allá de ofrecer soluciones macrobiológicas (insectos depredadores) y de polinización, adentrándose en la lucha microbiológica, es decir, bacterias, hongos y nematodos que aporten mayor resistencia y productividad a las plantas. “Destinamos el 8% de nuestra facturación a proyectos de I+D pues entendemos que nuestro liderazgo está en innovar en procesos, protocolos, envases… y sobre todo en nuestro conocimiento, en la cercanía con el agricultor y con la naturaleza”, explicó Klapwijk.

Empresa familiar

Martín Koppert, nieto del fundador, es Director de Desarrollo de Negocio y junto a él conocemos los nuevos retos a los que se enfrenta la entidad. Koppert facturó más 178 millones de euros en 2016, con una tasa de crecimiento anual del 12%. “Miramos el futuro sin olvidar de dónde venimos”, nos explica Martín detallándonos que uno de los campos donde aspira a revolucionar la lucha biológica como ya lo hicieran en hortícolas hace ya 50 años, es en cultivos al aire libre (intensivos y frutales), áreas que exigen nuevas soluciones y sistemas de aplicación.

Departamento de producción y control de calidad

En nuestra visita a la central, pudimos recorrer junto a Klapwijk el departamento de producción y control de calidad de insectos auxiliares y organismos microbiológicos. Bajo un restringido acceso, Koppert nos enseñó los protocolos de trabajo que la hacen única, sus sistemas de reproducción y controles de calidad, muy por encima de los que marca la legislación vigente, y de la que se muestra una pequeña pincelada en el Experience Centre.

Cerramos así una visita realmente enriquecedora donde no sólo hemos conocido por qué Koppert hoy es líder en el sector, sino también, por qué seguirá marcando el futuro de la lucha biológica.

Leave a Reply