Escribe para buscar

La sana competencia engrandece a las berries

Fernando Zaforas, Responsable comercial de FNM.

Comparte

A lo largo de las campañas, hemos ido apreciando cómo se ha pasado de un tipo de cultivo monovarietal en el sector de los frutos rojos de Huelva a otro en el que se ha ido apostando por distintas variedades, consiguiendo así prevenir posibles picos de producción. Por otra parte, el propio mercado es cada vez más exigente y requiere de unas variedades de elevada calidad durante el máximo tiempo posible de campaña. En esta línea, hay que tener en cuenta que el incremento de programas de obtención siempre va a aumentar a su vez el nivel de exigencia sobre el producto, debido a la consecuente competitividad entre unos y otros. Hoy en día, existe una mayor apuesta e inversión con respecto a hace unos años y esto hace que la calidad de los materiales no pare de crecer campaña tras campaña. El listón está cada vez más alto y el reto es aún mayor, pero, lógicamente, considero que este hecho es muy positivo para el sector, además de, por supuesto, para el consumidor final.

Si comparamos el panorama varietal de fresa actual en España con el de hace unas décadas, rápidamente se aprecia esa enorme diferencia y creo que FNM ha puesto su granito de arena para que ese cambio se produjera. Hemos logrado ofrecer al cliente un abanico de diferentes opciones de calidad, adaptándonos así de una mejor forma a sus necesidades. Estamos muy orgullosos de haber conseguido, a lo largo de los años, obtener variedades de una excelente calidad, con un papel protagonista dentro del sector y que, además, han sido desarrolladas de forma íntegra aquí, en Huelva, con la ventaja que eso supone para el agricultor en todos los sentidos. Era un cambio que tanto el propio mercado como el cliente necesitaban.

La entrada de las variedades como Coral, Primoris, Rábida o Rociera ha posibilitado la reinversión en el propio sector de parte de los beneficios que se han ido obteniendo, dando como resultado una retroalimentación muy beneficiosa para todos. Además, era primordial contribuir a la disminución de la tradicional dependencia tecnológica de programas foráneos.

Conscientes de que nos encontramos en un sector marcado por un constante cambio, además de una manifiesta diversificación, mantenemos abiertas en la actualidad diversas líneas de investigación, con el objetivo de continuar disponiendo de un catálogo que responda a las necesidades de toda la cadena de valor. En este contexto, cabe destacar nuestro programa de obtención de variedades de frambuesa.

Desde FNM trabajamos para desarrollar productos que se sustenten en los cuatro pilares básicos que consideramos que debe contener una variedad potencialmente exitosa. Me refiero a la firmeza, productividad, tolerancia a enfermedades y, por supuesto, un buen sabor. Es algo que, en mayor o menor medida, siempre ha caracterizado a los materiales de FNM y así seguirá siendo, tanto en nuestras futuras variedades de fresa como de frambuesa. Y todo ello sin olvidarnos de algo que cada vez goza de una importancia mayor en el mercado onubense: la precocidad.

«Estamos orgullosos de haber logrado desarrollar variedades de éxito nacidas íntegramente en Huelva»

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *