Ed. Fruit Logistica 2018 / Pimiento

Las plagas no descansan, los enemigos naturales tampoco. AGROBÍO

Ana Belén Arévalo, Técnico de Desarrollo en campo de Agrobío SL.

El 100% del pimiento de Almería se cultiva con producción integrada, siendo el control biológico la herramienta más eficaz contra las principales plagas y enfermedades. Desde 2007, con el compromiso de la revolución verde almeriense, los insectos auxiliares se convirtieron en el principal aliado del agricultor para hacer frente a las plagas más importantes: trips y mosca blanca. Esta fauna auxiliar se incorporó al campo dando paso al nuevo modelo productivo. El resultado de esta práctica ha logrado posicionar las frutas y hortalizas en los principales mercados europeos, exigentes en calidad y seguridad alimentaria.

 

El control biológico continúa siendo una herramienta altamente innovadora y eficaz y se enfrenta a nuevos retos tanto en pimiento como en otras hortalizas. Agrobío desarrolla un papel fundamental en la investigación aplicada al campo; su Departamento de I+D junto al equipo técnico trabajan en estrecha colaboración con productores para ofrecer las nuevas estrategias, protocolos optimizados, una fauna auxiliar de calidad y variada, capaz de mejorar las producciones en cultivos de invernadero y al aire libre para obtener un producto con valor añadido. Las plagas no descansan y el campo tampoco. Por ello, para el pimiento, es imprescindible continuar mejorando las herramientas disponibles en control biológico, de modo que den respuesta a los problemas que puedan ir apareciendo.

 

El mejor control para trips lo realizan el Orius y los ácaros depredadores como el Amblyseius swirskii y el Transeius montdorensis. Estos, junto a parasitoides como Eretmocerus sp, hacen un buen control de mosca blanca. Pero la mejor práctica consiste en una fauna auxiliar variada y la implantación de nuevas estrategias de conservación capaces de dar solución también a otras plagas.

 

La araña roja ha cobrado importancia en los últimos años y se ha observado una alta presencia en pimiento, favorecida por las bajas humedades relativas y la resistencia a los acaricidas empleados para su control. Agrobío destaca el uso de Phytoseiulus persimilis como herramienta para otoño y primavera, combinada con la suelta de Amblyseius andersoni cuando las temperaturas son altas.

Nuevos conceptos como el control conservativo se incorporan al modelo productivo, atraer a depredadores de pulgón, como crisopas, sírfidos o Aphidoletes se convierte en una estrategia que permite dar continuidad a la fauna auxiliar y actuar de forma preventiva, estimulando la presencia de insectos beneficiosos, favoreciendo a su vez su entorno de trabajo.

 

Avances en ecológico

El pimiento en ecológico también abre nuevas líneas de trabajo. El pulgón es su plaga principal y se presenta en diferentes especies. Macrosiphum euphorbiae está cobrando importancia en los cultivos de primavera y Myzus persicae y Aphis gossypii durante toda la campaña. De nuevo, el control preventivo adquiere importancia.

Deja un comentario