Ed 140. Diciembre 2018 / Cítricos

Listos para competir con los mejores. ALCAFRUIT

Frente a otros orígenes con precios más bajos, Alcafruit tiene claro que el futuro de los cítricos pasa por ofrecer el mejor producto, garantizando la rentabilidad de sus agricultores socios.

Isabel Fernández

En agricultura, como en todo, se puede ‘entrar al trapo’ o no y Alcafruit, sección de negocio de cítricos, kaki y fruta de hueso de la cooperativa Productores del Campo, ha decidido no hacerlo. La presión en el mercado de los cítricos es una constante e incluso aumenta cada día con la entrada en los mercados europeos de producto procedente de Egipto o Turquía. “Son más competitivos en precio que los cítricos españoles”, afirma su gerente, Pepe Palmer, quien añade que, sin embargo, “nosotros podemos competir en calidad con los mejores”.

Es precisamente en esa calidad donde radica la clave para seguir siendo fuertes, según Alcafruit, y la que les va a permitir no solo continuar creciendo en Europa, sino también en destinos como Canadá, Corea o China, donde ya están presentes. Para llegar a estos últimos es necesario seleccionar muy bien las producciones, puesto que “necesitamos una frescura y calidad de la fruta que nada tienen que ver con las que demanda nuestro continente”. La firma comercializa actualmente en torno a 24 millones de kilos de cítricos al año, de los que el 5% ya se envían al ‘Gigante asiático’, un mercado por descubrir y que cuenta con el hándicap de la distancia. Aun así, Alcafruit tiene claro que es una alternativa más que interesante para comercializar el producto que, a veces, no tiene cabida en un mercado europeo “saturado”.
Pese a todo, Alemania y Francia son sus principales destinos. Este último, comprador, además, de su fruta ecológica, que comercializan desde hace tres años y supone el 15% de su volumen total. Parte de su producción llega a los mercados con su marca Vegasol.

Controles exhaustivos
La campaña de cítricos se inició en octubre, pero para esta empresa afincada en Alcalá del Río (Sevilla) el trabajo de preparación comenzó antes, en julio, cuando realizaron una primera estimación de los calibres y calidades con los que contaban en sus fincas, unas 700 hectáreas. Ya en septiembre, “tomamos las primeras muestras para ver el grado de desverdizado, madurez y zumo de las plantaciones y planificar la recolección”, explica Rocío Soriano, responsable del Departamento Técnico, quien añade que realizan esta tarea de forma coordinada con el Departamento Comercial.
De momento, el inicio del nuevo ejercicio no está siendo fácil. Al retraso de unos 20 días se suman las lluvias, que han impedido su correcta recolección.

 

Mejores instalaciones
La empresa Alcafruit ha invertido dos millones de euros en el último año para mejorar sus líneas de producción y ampliar sus cámaras frigoríficas con el objetivo de ser “más eficientes”.

Deja un comentario