Escribe para buscar

Lo positivo de una mayor producción nacional. LOS GALLOMBARES

Para Los Gallombares, el hecho de que zonas como Huelva comiencen a producir espárrago debe ser considerado una buena noticia para el sector, que podrá afianzarse en los mercados durante más tiempo.

Comparte
Los Gallombares

La sobreproducción de espárrago ha marcado las dos últimas campañas, si bien fue especialmente grave en el último ejercicio, debido a los mayores volúmenes de producto de origen tanto nacional como europeo. Zonas como Italia están incrementando su superficie de forma considerable, agudizando la competencia en el viejo continente; pero no solo Italia, en España, regiones como Extremadura, Castilla-La Mancha y más recientemente Huelva se suben a este carro. En el caso de la provincia onubense, de hecho, comienza a tomar forma una iniciativa empresarial que prevé cultivar 400 hectáreas.

En este contexto, y mientras todo el sector apunta a lo negativo de que aparezcan nuevas zonas de producción nacionales, los resultados de las últimas campañas avalan esta opinión, hay quien ve esta estrategia con buenos ojos, puesto que permitirá a nuestro país tener presencia en los mercados durante más tiempo. “Es positivo que Huelva esté plantando espárrago”, afirma Pedro Sillero, presidente de Los Gallombares. Los cultivos en esta provincia se hacen en invernadero, de modo que el sector podrá contar con producción ya en el mes noviembre; esto, unido al trabajo que realizan los productores granadinos para adelantar también su campaña a los meses de enero y febrero, permitiría a los mercados disponer de producto español durante siete meses. Así, el espárrago nacional no solo llegará antes a las grandes plazas europeas, lo que favorecerá mejores cotizaciones, sino que, además, el sector podrá reducir las importaciones de países como México o Perú, que encarecen aún más el producto.

Previsiones
En Los Gallombares prevén iniciar su campaña a mediados de marzo. Cerraron la pasada con una producción comercializada de 6,5 millones de kilos, cifra que este año se podría elevar hasta los 7,5 millones gracias a las buenas condiciones climáticas en las que se ha desarrollado el cultivo. “La situación actual del sector nos obliga a renunciar a un aumento de nuestra superficie”, comenta Sillero. La cooperativa ha realizado importantes inversiones en los últimos años para hacer más eficiente el trabajo de clasificación y envasado del espárrago y sigue haciéndolas actualmente. A las nueve máquinas calibradoras con las que cuenta se sumarán esta campaña dos más.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *