Ed. 132 Agosto 2017 / Tomate Cherry

Maestro de maestros en cherry. COPROHNÍJAR

Tras más de 20 años trabajando en el sector del cherry, Coprohníjar ha logrado implementar un sistema de producción que les ha llevado a liderar este segmento en Almería.

Juan Arias

En Coprohnijar son verdaderos especialistas en tomate cherry. Para ello, desde la empresa no dejan de probar nuevas variedades, tamaños y colores para obtener el cherry que enamore a unos clientes que son “cada vez más exigentes”, como nos explica Juan Segura, presidente de Coprohnijar. El primer proceso de esa búsqueda comienza en el invernadero donde la empresa testa el comportamiento agronómico. Posteriormente y, si la variedad se comporta bien, se recolecta y se constata que tenga sabor y una buena postcosecha. Finalmente, el último paso es enviarlo al cliente para que éste lo valore y diga si le interesa comercializarlo o no. En este sentido, Segura, indica que es “complejo” dar con una variedad que aúne los intereses del agricultor –que quiere mucha productividad- con los del consumidor o distribuidor que quieren “sabor y larga vida”. Hasta tal punto se está buscando ese dulzor tan típico en estas especialidades que los consumidores ya están demandando tomates cereza con más de 12 grados Brix.

Además de la dificultad de encontrar una variedad que convenza a todos los eslabones de la cadena, deben enfrentarse al problema de la importación de terceros países, que “nos está afectando muchísimo” y al de las plagas, en especial la del trip, que este año está atacando de manera muy virulenta a las plantaciones de la zona de Almería.

Sin embargo, estos problemas no han frenado a esta cooperativa que, esta campaña, ha aumentado en 5 hectáreas su superficie de producción propia hasta alcanzar las 30. La razón de este incremento se encuentra en la confianza que aporta esta empresa a sus clientes repartidos por toda Europa, destacando los países escandinavos, donde ya tienen una cuota de mercado del 15%.

También quieren seguir creciendo con sus productos bio. Este tipo de agricultura se demanda cada vez más. Por esta razón, en esta campaña, un 10% de su superficie de cultivo es en ecológico y el año que viene se ampliará hasta llegar a las 35 hectáreas. Eso sí, el presidente de la firma advierte de la posibilidad de colapsar el mercado ya que “cada vez hay más operadores que lo están trabajando y el nicho de mercado no es tan grande”.

Deja un comentario