Ed. 132 Agosto 2017 / Ecológico

Más que un producto, una filosofía. HACIENDAS BIO

Haciendas Bio escoge las fincas más adecuadas a cada producto para obtener lo mejor de la tierra, respetando en todo momento el equilibrio y fomentando la biodiversidad natural.

Beatriz Peña

Haciendas Bio

Respetar el entorno aprovechando las sinergias naturales que se producen para conseguir frutas y hortalizas ecológicas de la máxima calidad. Así se estructura el trabajo de Haciendas Bio que cuenta en la actualidad con 1.628 hectáreas de producción repartidas entre Lérida, Tarragona, Canarias, Andalucía y Extremadura, en las que cultiva cítricos, frutales, tropicales, plátanos, melón y sandía además de hortícolas como ajos, cebollas, patatas, tomates, pimiento y hortalizas de hoja o raíz. Su producto principal, sin embargo, es la fruta de hueso que supone casi el 60% del total y fue el origen de esta empresa que nacía hace 15 años por el empeño de dos ingenieros agrónomos, Paco Casallo y José Ramón Rituerto, que decidieron apostar por la producción de alimentos ecológicos llenos de vida y sabor, cuidando las tierras y desarrollando ecosistemas equilibrados. En la actualidad, la compañía está trabajando en Badajoz, en el desarrollo de un parque ecológico que contendrá el nuevo centro de manipulado y que abrirá sus puertas en 2018.

Agricultura biodinámica

Silvia Llamas, responsable de Marketing de Haciendas Bio, asegura que hay una mayor conciencia entre los consumidores respecto a los efectos que la actividad humana tiene sobre el medio ambiente y una creciente preocupación por la seguridad alimentaria. La agricultura biodinámica considera las fincas como organismos independientes y holísticos en los que interactúan plantas, animales, insectos y personas conforme los ritmos de los ciclos naturales.

Dota a los productos de una fisiología natural más robusta que la agricultura convencional, buscando el desarrollo de la vitalidad. No consiste en aplicar insumos a los cultivos, consiste en hacer que las plantas sean capaces de desarrollarse y defenderse ante enfermedades por ellas mismas, al entender su comportamiento asociado en el medio.

El respeto a la biodiversidad es tan importante para esta entidad que marca desde la elección de las fincas, cercanas a espacios naturales – ríos, vegetación autóctona, alejadas de los fertilizantes y herbicidas que degradan el medio ambiente y empeoran la calidad de los productos. – hasta la observación de fechas de siembra, fechas de labores, fechas de cosecha, la orientación del crecimiento vegetal y animal a través de interrelaciones de unos con otros”, añade Llamas.

La empresa cumple con todos los requisitos de la UE y muchos más, incluyendo hasta 9 certificaciones de máxima exigencia. Certificado de la UE, el DEMETER, que avala sus frutas y verduras como procedentes de agricultura biodinámica, además de los sellos internacionales de cultivo ecológico Bio Suisse Organic, Produto orgánico Brasil, BIO Nach EG-Okö-Verordnung, Agriculture Biologique, TESCO Nurture, Naturland, BRC Certification y IFS (International Food Standard) puesto que gran parte de su producción, el 80% se exporta a Alemania, Suiza, Escandinavia, Austria, Canadá y Brasil.

Haciendas Bio acude cada año a las ferias internacionales más importantes como Fruit Logistica y Biofach y en la próxima edición de Fruit Attraction tienen preparado el lanzamiento de su nueva marca para el mercado nacional BIOVIVO, que pretende convertirse en un referente en el sector de frutas y hortalizas.

Es la primera marca multifamilia de fruta y verdura ecológica del mercado español y ha nacido para acercar a todos los hogares frutas y verduras ecológicas cultivadas fomentando la fertilidad de la tierra y recuperando la biodiversidad del suelo. Porqué las plantas sanas dan frutos sabrosos.

Deja un comentario