Ed 134. Diciembre 2017 / Kaki

“El objetivo es lograr aumentar el consumo”. D.O. KAKI RIBERA DEL XÚQUER

El sector del kaki aún tiene mucho por hacer para conseguir incrementar los actuales niveles de consumo tanto en España como en Europa, sobre todo con los crecimientos en la producción que se esperan en los próximos años.

Entrevista a Cirilo Arnandis, presidente de la D.O. Kaki Ribera del Xúquer.

D.O. Kaki

En 2018, la DO Kaki Ribera del Xúquer cumplirá 20 años. ¿Cuáles son los cambios más significativos que se han producido durante este periodo y los objetivos que se marcan para el futuro?

Todavía no están tan lejos aquellos tiempos en los que el árbol del kaki se plantaba de modo diseminado, más para hacer sombra, como cultivo pintoresco, o simplemente de adorno, que para el desarrollo de una actividad económica de vanguardia como es el caso actual. Cuando nace la D.O. Kaki Ribera del Xuquer, se producían en España 4.000 Tn, lo que contrasta con las últimas previsiones, según las cuales, se estima una producción de 650.000 Tn en nuestro país dentro de tres años. Los números son más que elocuentes, pero no hay que olvidar que, en este proceso, aspectos como la inversión en investigación y tecnología, la promoción del producto con aportaciones de los propios agricultores, así como la creación de una marca capaz de diferenciar el producto son logros que sin duda hay que colocar en el haber de la D.O. Es justo destacar que el trabajo de estos años ha conseguido una cosa muy difícil y es que el producto, el kaki, y la marca ‘Persimon’, propiedad de la D.O., se identifiquen en muchos casos como sinónimos. La dinámica del cultivo nos hace ser optimistas en cuanto al potencial del producto y, a largo plazo, queda todavía mucho por recorrer para que el kaki sea una fruta popular entre los consumidores. Por otra parte, el incremento de las nuevas plantaciones en los últimos años bien se puede calificar como exponencial, por lo que el objetivo no puede ser otro que conseguir un nivel de penetración del producto en los distintos mercados acompasado con el de las previsiones de cosecha futura.

¿Podría llegar a ser peligroso ese incremento de las plantaciones?

El potencial y las expectativas del cultivo nos hacen ser optimistas, todo proceso, para tener éxito, debe ser consecuencia de una planificación y no del caos. Es habitual sustituir cítricos por kakis a la vista de las escasas rentas que proporcionan los agrios. Pero también es habitual adoptar esta decisión sin el análisis correspondiente sobre el modo de proceder cuando las nuevas plantaciones de kaki estén en plena producción. Yo no soy quién para decir a nadie lo que debe plantar, lo que sí entiendo es que hay un escenario real y que, por las razones que sean, cada vez se plantan más kakis. Y lo que también se es que hay que trabajar duro para que el producto se conozca más, sea más popular y llegue a más destinos. En definitiva, que seamos capaces de vender más, en más mercados y a precios razonables para el productor y el consumidor. Y en ello estamos, donde elementos como la promoción o la segmentación del mercado mediante la marca, ya popular, ‘Persimon’, son fundamentales para conseguirlo.

Centrándonos en la actual campaña, ¿cómo se han desarrollado estos primeros meses?

La producción en España para este año es sensiblemente inferior a las 320.000 Tn que se estimaron inicialmente, no obstante, como ya hemos comentado, la tendencia de los últimos años es marcada y significativamente al alza. Por lo que respecta a la D.O., la producción amparada alcanzará las 160.000 Tn, de las que en torno a 120.000 se podrán comercializar bajo el amparo de la marca ‘Persimon’, y es que solo la fruta que alcanza condiciones óptimas de calidad y maduración es digna de llevar esta etiqueta. Por otra parte, el calibre este año lo podemos calificar como muy comercial. En cuanto al desarrollo del ejercicio, una producción inferior a la esperada y el hecho de haber empezado la comercialización antes están generando un clima donde las prisas por vender no están siendo buenas consejeras. Puede que en algunos momentos haya primado más el corazón que la cabeza, lo que nos está deparando que nos encontremos en un momento delicado de la campaña.

Como ha comentado, es clave lograr aumentar su consumo y, además, hay margen para seguir creciendo. ¿Qué acciones concretas van a desarrollar?

Según el informe del consumo de alimentación en España, elaborado por el Ministerio de Agricultura, el consumo medio per cápita de kaki está en torno a un kilo al año. El dato en Europa es aún más llamativo, donde la cantidad media de kaki consumida por habitante y año está en torno al medio kilo. A la vista de estos consumos, es evidente el recorrido que todavía tiene el kaki en el mercado y que no se podrá llevar a cabo sin una adecuada promoción del producto, motivo por el cual la Denominación de Origen tiene previsto invertir un millón y medio de euros en este concepto, tan solo en la actual campaña. Inversión dirigida, además de al mercado nacional, a Francia, Alemania, Reino Unido y Canadá, siendo justo indicar que, si bien el esfuerzo económico más importante proviene de los agricultores y empresas, también aportan fondos el ICEX y la Consellería de Agricultura valenciana. Igualmente, y ello es motivo de especial significación, la Denominación de Origen ha conseguido la adjudicación, por parte de la Unión Europea, de un programa promocional del producto de tres años que se iniciará la campaña próxima. El montante económico será también de un millón y medio de euros y se desarrollará en los mercados francés y alemán, siendo subvencionada en un 80% por Bruselas.

Deja un comentario