ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Distribución

“El objetivo es lograr una mejor experiencia de compra”. ACES

La distribución aprecia cambios, diferentes pautas de consumo que invitan al optimismo y donde las frutas y hortalizas se perfilan como determinantes en la elección del establecimiento.

Entrevista a Aurelio del Pino, presidente de ACES (Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados)

La distribución ha mostrado un gran dinamismo en 2016 y se prevén crecimientos al cierre de 2017. ¿Qué valoración hacen desde ACES?

Realmente 2016 fue el año de consolidación del crecimiento. En el sector de la distribución alimentaria, los crecimientos obviamente no son espectaculares, pues el componente demográfico es fundamental. Además, ha sido un año muy poco inflacionista, como lo está siendo 2017. No obstante, tanto en 2016 como en lo que va de este, sí se aprecia un incremento de las ventas debido al crecimiento del número de hogares y a los cambios en las pautas de consumo, donde se aprecia una mayor preferencia hacia productos de mayor valor.

En alguna ocasión han confirmado que prefiere la compra física que la online, sin embargo, la tendencia apunta en esta última dirección. ¿Está preparado el sector de la distribución para la venta online de frutas y hortalizas?

Realmente donde están trabajando todos nuestros asociados es en la omnicanalidad, es decir, en la posibilidad de interconectar los servicios que dan tanto a través del canal físico como el online. Y es que el cliente tiene que poder disponer de una oferta completa y competitiva, sea cual sea el canal que elija. Entendemos, sin embargo, que el canal físico seguirá siendo fundamental, tanto por aspectos culturales como por la amplia red de tiendas que tiene el consumidor español a su disposición. Lo que no tiene ningún sentido, en medio de esta revolución tecnológica, son las restricciones a la actividad comercial en materia de licencias de apertura o de horarios comerciales.

Como muestra del peso de la tienda física, durante este último año hemos visto como han crecido los establecimientos de cercanía. ¿Son las frutas y hortalizas un reclamo en ellos o realmente son las protagonistas?

Todos nuestros asociados siguen apostando fuertemente por su red de tienda físicas, invirtiendo en ellas para hacerlas cada vez más cómodas y amigables. La compra tiene que ser cada vez más experiencial y, en concreto, la compra de productos frescos es un factor diferenciador de las empresas, que genera más frecuencia y fidelización. La palabra reclamo tiene un componente peyorativo que no responde a la realidad. Realmente nuestros asociados han mejorado mucho la oferta de frutas y hortalizas, colaborando intensamente con sus proveedores para mejorar la calidad, y hacer que sea un factor de elección del establecimiento. Los clientes entienden esta apuesta y están respondiendo positivamente.

Así es, pero reclaman más información, sobre el origen, la forma de producción, el respeto social y medioambiental. ¿Deberían trabajar más en esa línea?

El consumidor es cada vez más sensible a esta información, tanto la vinculada a las cualidades del producto, como a las formas de producción, y por eso estamos actuando de una manera muy proactiva en esta labor. En este sentido, tanto ACES como sus empresas asociadas colaboramos con el Ministerio y con las comunidades autónomas y las interprofesionales en diferentes campañas de promoción, como es el caso del convenio de colaboración suscrito con la marca “Origen España”. Pero deben ser los productores los que definan los ejes para la comunicación del producto y las propuestas promocionales, y a nosotros nos corresponde encajarlas en los diferentes modelos comerciales de las compañías.

El consumidor está cada día más concienciado con el desperdicio alimentario. ¿Cree necesarias normativas, consideran que hay excesiva regulación?

Aunque la cuestión surge periódicamente en el debate mediático e incluso en el político, realmente en España no es una cuestión preocupante. El desperdicio alimentario en la distribución comercial es una ineficiencia que, como tal, se aborda por las empresas, ya que influye directamente en la cuenta de resultados. De hecho, nuestros asociados venían trabajando en ello desde mucho antes de que la opinión pública se hiciera eco de ello. Desde 2011, además, desarrollamos varios foros a través de los cuales tenemos la posibilidad de hacer públicos estudios, análisis y experiencias, como la estrategia de AECOC “La alimentación no tiene desperdicio” o la del Ministerio de Agricultura Pesca, Alimentación y Medio Ambiente “Más alimento menos desperdicio”. Los datos avalan que la distribución es responsable de menos del 5% del desperdicio global y muy inferior al 1% de la actividad de nuestro sector. En cualquier caso, seguimos trabajando para mejorar la formación e información de los hogares, que sigue siendo uno de los puntos donde se puede avanzar. En cuanto a legislación, entendemos que de introducirse alguna norma, debe ir dirigida a aclarar el régimen de responsabilidades y a incentivar las donaciones de productos a las entidades sociales.

Leave a Reply