Escribe para buscar

Oportunidades de negocio en los países árabes

Richie Santosdiaz, Experto en comercio internacional.

Comparte

Sabemos que en el Golfo Árabe la mayoría de la tierra es desértica y zonas no prósperas para la agricultura. Por ello, más del 80% de la región importa productos agrícolas que se gestionan a través de un organismo denominado Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y que representa a seis países: Emiratos Árabes Unidos (EAU), Arabia Saudí, Bahréin, Omán, Qatar y Kuwait.

Pero en los últimos años estos países han apostado por la diversificación económica para no depender únicamente del petróleo y ser más autosuficientes en alimentación, por lo que han previsto desarrollar su agricultura. Esto ha llevado a la puesta en marcha de diversos planes nacionales estratégicos en países como Arabia Saudí y en los EAU. En Arabia Saudí, cuentan con el plan “Saudi Vision 2030”, cuyo objetivo es plantear un futuro en el que puedan garantizar alimentos para toda su población. Por su parte, los EAU también disponen de un plan nacional estratégico conocido como “UAE Centennial 2071”, donde en su desarrollo económico la agricultura cuenta con un gran protagonismo. Muestra de ello es que, el año pasado, para iniciar el proyecto, el gobierno emirato remodeló su gabinete y nombró a una nueva ministra de Estado para la Seguridad Alimentaria, Mariam bint Mohammed Saeed Hareb Al Mehairi, cuya responsabilidad es desarrollar la infraestructura necesaria para lograr los objetivos de este plan.

Inversiones agrícolas
Fruto de estos planes nacionales, se han comenzado a construir invernaderos para desarrollar la agricultura en el Golfo árabe. Además, concretamente en los EAU, se están llevando a cabo muchos proyectos para garantizar la alimentación de cara al Dubái Expo 2020. Por ejemplo, en Al Ain, en el emirato de Abu Dabi, se inauguró en octubre el invernadero Al Dahra BayWa, donde está previsto producir 3.000 toneladas de tomates. Es un proyecto conjunto con una empresa alemana de Múnich, BayWa AG, y la compañía emirata Al Dahra, y parte de una inversión de 40 millones de euros. Otro ejemplo es el invernadero Pure Harvest, también ubicado en Al Ain. Las instalaciones se desarrollaron en colaboración con la empresa holandesa CerthonTM Greenhouse Solutions, dotados de gran tecnología. Prueba de ello es que la temperatura interior, la humedad y los niveles de dióxido de carbono se equilibran y automatizan cuidadosamente utilizando un sistema informático de gestión del clima desarrollado por otra empresa holandesa PrivaTM. Este nuevo sistema de control de clima de efecto invernadero ha permitido a Pure Harvest ser la primera empresa de agronegocios en los EAU para producir cantidades comerciales de tomates frescos en las condiciones climáticas extremas de verano.

Finalmente, hay un invernadero en los EAU con conexiones españolas. Se trata de la firma The Farmhouse ubicada en el emirato Ras Al Khaimah. La infraestructura y experiencia en hidroponía para “The Farmhouse” procede de la empresa española Integra, una firma familiar que ha sido pionera en tecnología en Almería. Pero los EAU no solamente están construyendo invernaderos, sino también están trabajando en cómo se puede proporcionar la tecnología necesaria para mejorar la gestión de la tierra y el agua e impulsar el sector agrícola. Además, están desarrollando su agricultura en otros países, invirtiendo en fincas en Namibia, África de Sur, Marruecos, Argelia, Sudán y Egipto; y están empezando a buscar oportunidades en Europa del Este, Australia y las Américas.
En definitiva, ante el objetivo de países en el CCG como la EAU para diversificar la economía, hay muchas posibles sinergias de negocios entre España y el CCG en el ámbito agrícola – a corto plazo con la exportación/importación pero también con la tecnología en agri-tech y desarrollando y mejorando soluciones en la producción y en el uso de recursos como el agua y la tierra.

 

Cambio climático
Es un tema candente en todos estos países del Golfo árabe. Los veranos son tan calurosos hoy en día, con temperaturas que llegan a más de 60 grados, que necesariamente obligarán a cambiar la forma de vivir, donde la innovación será algo fundamental para encontrar un modo de vida sostenible.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *