Ed. Fruit Logistica 2018 / Pimiento

¿Por qué nuestro pimiento no cotiza en Europa al mismo nivel que el holandés? HORTAMIRA

Pascual Blanco, Director comercial de Hortamira.

veces las cosas son como son, sin que haya una causa clara, y quizás más bien por tradición o porque el pasado nos ha llevado a ello, aunque pueda tener una fecha de caducidad.

Hace ya muchos años, el pimiento holandés tenía una cotización bastante más alta que el español. Entonces, las variedades que se producían aquí en España eran otras diferentes a las actuales. No era pimiento California, sino todo Lamuyo, en un momento en el que era evidente que la calidad del producto español era muy inferior a la que producía Holanda. En esa época, esta hortaliza tenía menos aguante poscosecha, una pared más fina y un formato que no se correspondía con lo que el mercado demandaba porque se pensaba en el pimiento relleno como única forma de consumo. Gracias al empeño y a la investigación por parte de las casas de semillas, que han trabajado por la mejora genética y la adaptación de los nuevos materiales a nuestras zonas de producción, se han conseguido variedades que son las que el mercado demanda, concretamente Europa. En estos momentos, el producto español sigue cotizando durante gran parte de la campaña por debajo del precio del holandés, pero el diferencial es mucho menor que antes y, en ocasiones, incluso está al mismo nivel o puede ser ligeramente superior, aunque en raras ocasiones. Y todo esto sucede porque estamos ofreciendo una calidad acorde a lo que el mercado europeo necesita, posicionándonos en una situación totalmente diferente a la de hace algo más de una década.

“Hoy en día ofrecemos lo que el cliente necesita y contamos con una posición destacada en el mercado mundial”

No obstante, hay que tener en cuenta que, hoy en día, hay un movimiento a favor de los productos locales, y eso hace que la producción de cada país sea más demandada y cotizada, por lo que un diferencial con ellas siempre va a existir. Aún así, estoy seguro de que, con el paso de los años, esa diferencia de valor se irá reduciendo, concretamente con Holanda e incluso con otros países que cuentan con técnicas de producción similares a ella, porque en España estamos trabajando muy bien. Podremos tener un menor precio con respecto a las producciones locales, pero con cualquier otro pimiento de importación rondaremos los mejores niveles de cotización.

Deja un comentario