Escribe para buscar

Recuperando el sabor perdido. VIVEROS PROVEDO

Año de creación: 1926Área de trabajo: Obtención varietal.

Comparte
Provedo

Mucho se ha hablado de la necesidad de ofrecer a los consumidores fruta de hueso con sabor como uno de los motores para activar las ventas en un sector que se queja de la falta de oferta varietal. Sin embargo, en España sí encontramos un catálogo varietal de calidad de la mano de un obtentor líder en nuestro país, Viveros Provedo. En este sentido, esta entidad es PROTAGONISTA DEL CAMBIO al entender que para lograr variedades con futuro había que apostar necesariamente por la innovación. Y esto es precisamente lo que desde el año 2000 vienen haciendo a través de su Programa de Mejora Genética de Frutales. La entidad se fundó en el año 1926 en Logroño (La Rioja) como vivero de plantas de vid, aunque no fue hasta 1960 cuando puso en marcha una delegación en Extremadura, iniciando así la producción de frutales.

Actualmente, cuenta con 90 empleados y unas instalaciones de más de 20.000 m2 de invernaderos, 8.000 m3 de cámaras frigoríficas, 5.000 m2 de almacenes, dos laboratorios y más de 200 hectáreas para la producción de las mejores plantas. La labor diaria que realizan en campo se combina con el trabajo de laboratorio, contando con instalaciones completamente renovadas y tecnificadas, donde su equipo de I+D reproduce plantas mediante cultivo ‘in vitro’. Todo esto les ha llevado a ser líderes en los cultivos de vid, frutal y olivo, llegando a producir más de 4 millones de plantas leñosas al año, que suministran al conjunto de la Península Ibérica y otros países mediterráneos.

Centrándonos en su programa de mejora genética en frutales, el objetivo desde su puesta en marcha ha sido siempre la obtención de nuevos materiales para ofrecer a los productores árboles de conducción fácil, económicos y de alto rendimiento, con frutas de larga vida en el árbol, adaptadas a los gustos del consumidor, especialmente a través de la mejora del sabor, e incrementar la vida útil de las variedades con una mayor postcosecha. Para lograr tal fin, utilizan un método natural que consiste en una hibridación controlada. Hasta el día de hoy, han polinizado más de 2 millones de flores, lo que les ha permitido conseguir unas 200.000 plantas, generando potencialmente cada una de ellas una variedad diferente. Todos y cada uno de estos nuevos frutos se plantan en sus parcelas y son sometidos a una serie de estudios agronómicos que les permiten analizar su vigor, floribundidad, cuajado, sensibilidad a plagas y enfermedades y, por último, pero no menos importante, su sabor.

Como resultado, entre los años 2000/2017, han obtenido 105 variedades de melocotón, nectarina, paraguayo o platerina y 8 de ciruela. Todas son estudiadas y ensayadas en los diferentes campos de experimentación que tienen distribuidos en las principales zonas productoras no solo en la Península Ibérica, sino en otras áreas geográficas: USA, Sudáfrica, Chile, Turquía, Túnez, Marruecos, Egipto, Italia, Francia, Nueva Zelanda y Australia.

Estas 113 variedades se diferencian por su tipología, siendo la principal la fruta Extreme®, cuyas características más reseñables son el excelente sabor unido a un grado de acidez bajo, carne dura, crocante y jugosa, con larga vida en árbol y postcosecha y buenas aptitudes para la IV Gama por su resistencia a la oxidación de la carne.

Como podemos ver, oferta varietal de calidad y con sabor sí encontramos en España, fruto de un largo trabajo de investigación e innovación, herramientas indiscutibles hoy para protagonizar cualquier cambio.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *