Ed. 132 Agosto 2017 / Variedades de tomate

El Reino de los Sabores. SYNGENTA

Esta es la apuesta estratégica de Syngenta en tomate snack, con un potente programa de I+D centrado en el sabor, la textura y los colores.

Entrevista a Rafael Salinas, Product Manager para Tomate en Syngenta Iberia.

El tomate snack copa ya más del 30% de este segmento en varios países europeos y está creciendo con fuerza en España. ¿Cuál es la apuesta de Syngenta en esta línea?

La compañía cuenta con 5.000 personas dedicadas en todo el mundo solo a I+D e invierte el 10% de su facturación anual en investigación. Desde hace muchos años trabajamos en el sabor del tomate tratando de definir sus parámetros, cuáles son las proporciones adecuadas entre ellos y, por supuesto, utilizando toda la tecnología y herramientas de mejora vegetal para incrementarlo. Con este enorme potencial detrás, estamos llevando a cabo un ambicioso programa de desarrollo de variedades de tomate snack centrado en tres aspectos fundamentales: el sabor, la textura y los colores.

Así, año tras año se están consiguiendo nuevas variedades que aúnan las características que demanda el consumidor para valorar un tomate como excepcional: firme y crujiente al morderlo, jugoso, con alto contenido en azúcares, en ácidos orgánicos y mayor aroma.

Entonces, ¿el segmento snack es un mercado con muy buenas perspectivas?

Ciertamente, para conseguir todo este desarrollo llevamos a cabo el estudio de las necesidades de los consumidores, con sus preferencias a la hora de comprar y consumir el tomate. En el caso del snack, hemos observado cómo ha crecido de forma exponencial en los lineales de las grandes superficies en España en los últimos dos años, incrementándose el número de referencias. En otros países como Gran Bretaña o Alemania un tercio del volumen de tomate consumido ya corresponde a esta tipología y está claro que una parte de los consumidores, preocupados por lo que comen y con poder adquisitivo, los eligen por comodidad, sabor, calidad y otros aspectos relacionados con un tipo de vida saludable y para desarrollos gastronómicos diferentes.

¿Qué variedades destacaríais dentro de vuestros tomates snack?

Destacaría en primer lugar Angelle, un Babyplum de color rojo intenso y brillante, con 15 gramos de peso, ideal para consumir como snack. Es crujiente, de un sabor equilibrado e intenso, excelente aroma y un 10% de azúcares orgánicos. Además tiene buena conservación, imprescindible para exportación.

En segundo lugar encontramos Nebula, un cherry redondo con 30-35 mm de diámetro y 20-25 gramos de peso, con un bonito color rojo. Su especial combinación de contenidos en azúcares (11-12%) y ácidos orgánicos, junto con su jugosidad y textura crujiente, lo convierten en una explosión de sabor, con muchas posibilidades culinarias.

También está Dulcemiel, un sorprendente tomate verde y dulce a la vez. Es un Sweet Green de forma oval y con 18-20 gramos, que tiene nada menos que entre un 12 y un 14% de azúcares. Su textura suave y su jugosidad media se unen a un sabor totalmente nuevo.

Todas estas variedades son ya comerciales y están destinadas al cultivo protegido, pero van a un perfil de productor muy profesional, que no solo cuide la producción en el invernadero, sino que tenga una estrategia comercial bien definida para llegar a este segmento especializado.

¿Realizáis algún tipo de actividad para dar a conocer estas variedades?

Así es, llevamos varios años desarrollando diversas acciones dirigidas al canal de ventas, a nuestros clientes, a la gran distribución, con el fin de mostrar las virtudes de nuestras variedades de tomate snack. Me gustaría mencionar el último evento que hemos llevado a cabo en Málaga, “El Reino de los Sabores”, donde hemos presentado una completa oferta de tomate snack a productores, técnicos y responsables de la gran distribución.

Además, cuatro prestigiosos chefs internacionales realizaron diferentes recetas: el televisivo Enrique Sánchez presentó el acto; David Sorroche realizó un inmejorable gazpacho verde de Dulcemiel con gamba roja; Stefie Faust cocinó una quiche de tomate Angelle y una mermelada con gengibre y dátiles; y Pablo Fuente hizo varias presentaciones con tomate Nébula, incluyendo una espuma de tomate con gelatina congelada de agua de tomate. Preparaciones culinarias que muestran las enormes posibilidades de este segmento snack.

Deja un comentario