Ed. Fruit Logistica 2019 / Opinión del sector

Ser o no ser, esta es la cuestión

Paco Casallo, director general de HaciendasBio.

ecológico

La agricultura ecológica es una realidad económica que cuenta cada vez con más productores certificados y superficies declaradas. El consumo español de productos ecológicos registró en 2017 un crecimiento del 14% frente al incremento del 2% de los convencionales. Estos datos han provocado el interés de las empresas de producción convencional por el mercado ecológico, que cuenta con un volumen de consumidores que hoy en día ya genera una facturación de 1.700 millones de euros anuales en alimentación.

En ese contexto, convendría distinguir entre las empresas con fundamentos en ecología y las que se suman a la oportunidad de un sector emergente y económicamente rentable sin tener en cuenta otras consideraciones. La apuesta de los convencionales por la diversificación de gama es legítima y respetable, pero debería producirse renunciando a las prácticas de la agricultura convencional, que sin embargo conviven en esas empresas mixtas.

Los principios ecológicos son el ADN de las compañías que producen la oferta BIO en la que confían los consumidores. En este contexto, una de las principales premisas de HaciendasBio es generar y preservar dicha confianza apostando por su tranquilidad. Para ello, llevamos a cabo diferentes acciones, como la publicación de los registros, la comunicación de las distintas certificaciones y sellos de calidad obtenidos o el envasado 100% ecológico de nuestros productos con el objetivo de ser un referente de transparencia en el sector. En el sello de la producción ecológica debe imperar la autenticidad, el compromiso y la calidad. La competencia siempre es positiva porque nos hace ser mejores cada día y obliga a que todos evolucionemos, pero la oferta debe ser fiel a la razón de ser de los productos que cultivamos y comercializamos.

Cuando una empresa oferta productos ecológicos, deberá ser consciente de que sus prácticas y gestión afectan a todo un movimiento colectivo, que crea riqueza en lo social, medioambiental, salud, empleo… con compromiso, y debería por ello asumir el riesgo no solo de perder el certificado que le permite hacerlo, sino su propio patrimonio.

En ese sentido, un elemento clave es la sostenibilidad. Un estudio elaborado por la consultora holandesa especialista en sostenibilidad Soil&More revela que el sistema de producción ecológica que utilizamos en compañías como HaciendasBio aporta una ventaja ambiental de tres millones de euros anuales al planeta. Esto es a lo que me refiero cuando hablo de tener conciencia 100% ecológica. En HaciendasBio cultivamos productos ecológicos porque estamos comprometidos con el medio ambiente, garantizando un producto íntegramente bio y de máxima calidad basado en la fertilidad natural de la tierra y en la recuperación de la biodiversidad del suelo. Otro ejemplo y paradigma de conciencia ecológica es nuestro packaging. Somos la primera marca del mercado español que ha diseñado un packaging totalmente sostenible, 0% plástico, una muestra más de nuestro compromiso ecológico.

Según los últimos datos de Eurostat, el año pasado España superó por primera vez en la historia la cifra de 2 millones de hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica, consolidándose como primer productor bio de Europa. De nuevo, cifras que demuestran que el cultivo y el consumo ecológicos son una tendencia y que la agroecología ya no es una investigación o una propuesta, es una realidad. La democratización de la producción ecológica es un hecho y está en manos del consumidor la elección entre un producto con valores y un producto más. Ser o no ser, esta es la cuestión.

Deja un comentario