ED. 133. Fruit Attraction 2017 / Tropicales

“Teresa”, para su mejor fruta. EL CERVAL

Frutas El Cerval ha conseguido crecer por la calidad de sus productos y gracias a la imagen de seriedad y profesionalidad que proyectan.

Beatriz Peña

El trabajo bien hecho, la garantía de calidad de producto y la transparencia en las relaciones comerciales han sido fundamentales para que Frutas El Cerval haya desarrollado una trayectoria empresarial sólida y una cartera de clientes satisfechos. Según su responsable, Gregorio Jiménez, “lo importante es hacer bien las cosas porque de ese modo no sólo fidelizas a tus clientes sino que consigues que ellos te recomienden y te abran nuevos mercados”. Con esta carta de presentación la empresa acude cada año a ferias como Fruit Attraction para mostrar sus productos y novedades, como su nueva marca “Teresa” para su mejor fruta.
En sus 9 años de historia, Frutas El Cerval ha pasado de producir 600.000 kilos de aguacate, chirimoya, man-
go y níspero, a superar los 5 millones de kilos de la última campaña. En este periodo, no sólo han crecido en producción. También han conseguido ampliar su presencia en mercados internacionales como Francia- su principal cliente puesto que compra el 80% del aguacate que producen y la mayoría de su chirimoya- Reino Unido, Holanda, Alemania o Bélgica. La empresa comercializa tropicales los 12 meses del año y el 40% es de producción propia. Uno de sus logros, según destaca Jiménez, ha sido adelantar la campaña de aguacate nacional a septiembre con variedades tempranas como Fuerte y Bacon. De este modo entran en el mercado mucho antes que el resto de productores con una fruta de origen España, muy apreciada y demandada.
En el momento en el que visitamos las instalaciones de Frutas El Cerval, estaban poniendo en marcha la nueva máquina calibradora para mango y chirimoya que la empresa ha adquirido para esta campaña, con la que esperan optimizar aún más los procedimientos y ser más eficientes.

Un futuro incierto
De cara al futuro, Frutas el Cerval no ve posibilidades de crecimiento productivo por la falta de agua. Esto está suponiendo muchos inconvenientes al sector ya que, según nos contaba Gregorio Jiménez, están pagando el metro cúbico a 50 céntimos de euro de media, lo que repercute en un aumento considerable de los gastos. Circunstancias como ésta impiden a los productores de tropicales ser más ambiciosos y plantearse alternativas de futuro.

Leave a Reply