Ed 134. Diciembre 2017 / Cítricos

Un trabajo “integral” en toda la cadena de producción. GRUPO CAÑAMÁS

En Grupo Cañamás cuidan al milímetro cada aspecto de su proceso productivo, lo que los hizo merecedores del Premio Conecta al ‘Mejor Proveedor’, concedido por Carrefour.

Autor: Isabel Fernández

Cañamás

Ante un futuro incierto para el sector de los cítricos, “ya solo queda espacio para aquellos que dan un valor añadido al producto”, tal y como afirma Quico Peiró Cañamás, director de Operaciones de Grupo Cañamás Hermanos. Precisamente por ello, esta empresa familiar trabaja en la diferenciación de sus productos desde el origen, el agricultor, con la selección de variedades y fincas para la obtención de cítricos “con altos criterios de calidad, sabor y condición para su comercialización”. El resultado es su naranja Calidad y Origen, un producto con todas las garantías de calidad, sostenibilidad y, además, “gustativamente excepcional”.

Ese “trabajo integral en la cadena de producción” forma parte del ADN de la compañía, que, de hecho, desde sus orígenes ha mantenido una misma filosofía: darle al consumidor el máximo de calidad a un precio competitivo. Para ello, y sin perder de vista ese objetivo, Grupo Cañamás Hermanos aplica las más modernas técnicas en todos sus procesos. Asimismo, sus fincas y producciones están certificadas por organismos independientes que, con las más exigentes normas, aseguran una producción sostenible.

“Hay que darle al consumidor el máximo de calidad a un precio competitivo”

Este mimo con el que cultivan sus cítricos les hizo merecedores en la pasada edición de Fruit Attraction del Premio Conecta al ‘Mejor Proveedor’ para su firma Cítricos Valencianos SAT, un galardón para el que fueron elegidos por Carrefour por su apuesta por la nutrición y el bienestar y que, para la empresa, supone “un espaldarazo a todas las políticas que hemos estado llevando a cabo durante las últimas décadas en lo referente a producción, confección, respeto al medio ambiente, etc.”.

Hoy por hoy, cuentan con 2.500 hectáreas de cultivo en las que cosechan anualmente en torno a 120.000 toneladas de naranjas, mandarinas y pomelos. La mayor parte de esta superficie –el 70%, aproximadamente- es de producción propia, mientras que el resto se gestiona de forma coordinada con sus respectivos propietarios.

Cuando la campaña está, prácticamente, comenzando, su director de Operaciones la califica de “complicada”, sobre todo por la acumulación de productos del Hemisferio Sur que aún queda en los mercados. Sin embargo, y salvado este escollo, afirma que los cítricos cuentan con muy buena calidad, buen color, nivel de grados brix y, cómo no, esa “alta calidad gustativa” tan valorada por el cliente final. A “comprehensive” work throughout the production chain

Deja un comentario