Ed 134. Diciembre 2017 / Pimiento

Variedades con calibres para exportación. RAMIRO ARNEDO

Ramiro Arnedo centra sus investigaciones en la gama de California rojo para exportación, además de trabajar por poner en valor en el mercado las diferentes tipologías de pimientos de freír.

Autor: Alicia Lozano

Pese a contar con una amplia gama de pimientos en todas sus tipologías, en los últimos años Ramiro Arnedo está dirigiendo sus investigaciones a la obtención de variedades mejoradas en el segmento California, especialmente en color rojo. Así, el año pasado presentaron Enol F1 y Merlot F1, un material para trasplante tardío en Almería, muy homogéneo y con una buena consistencia y vigor de planta, que ha mostrado excelentes resultados y le han permitido crecer en superficie en la provincia. La mayor diferencia entre ambos Californias está en el calibre: ‘Merlot’ presenta GG, mientras que ‘Enol’ ofrece sobre todo G, un tamaño que lo hace idóneo para la exportación con formatos de venta como el flow-pack  tricolor.

Los pimientos Italianos son idóneos para freír y hay que fomentar que el mercado sepa diferenciarlos

Para esta campaña, respondiendo a la necesidad del agricultor de cerrar el ciclo de producción con variedades más tempranas, Ramiro Arnedo presenta Zahara, un California rojo que aporta mucha precocidad, idóneo para exportación. “Su peso medio es de unos 200 gramos, es muy uniforme y de un color rojo intenso, con un calibre pequeño apto para flow-pack”, explica Diego Pérez, Product Manager de Pimiento de Ramiro Arnedo.

De forma paralela, la casa de semillas está desarrollando materiales genéticos centrados en la obtención de resistencias para poder adaptarse a la tendencia de futuro, el cultivo ecológico.  En esta línea, en segmentos como la lechuga, ya disponen de semillas bio y seguirá en esta dirección en otros cultivos.

Pimiento Italiano

Henry Smienk, responsable de Marketing de Ramiro Arnedo, nos subraya la importancia de poner en valor las diferentes tipologías de pimientos para freír en el mercado, ya que, en los últimos años, hay variedades que se están utilizando para tal fin porque su apariencia es similar, pero no tienen la misma calidad, ni en cuanto a sabor ni el grosor de piel idóneo para esta forma de cocinarlos. “No se puede usar para freír un pimiento que no es para tal fin, como está sucediendo actualmente con variedades que se parecen al Italiano, pero no lo son, lo que puede perjudicar el consumo porque no alcanzan el mismo sabor”. En este sentido, Smienk cree que hay que fomentar la correcta utilización y diferenciación del pimiento Italiano, como ya ha conseguido la tipología del padrón, que es muy apreciado en el norte de Europa con variedades como Celta y Boiro, o el Bohemia, un pimiento tipo cristal, más pequeño que un Italiano pero diseñado para comer frito. Así, serían ideales para freír los pimientos italianos de Ramiro Arnedo Vinci y Rigoletto.

Deja un comentario