Revista Mercados una visión completa sobre la cadena de valor del mercado de frutas y verduras frescas

El kiwi español

Me sorprendí al saber que el kiwi español no es un producto nuevo, ni con plantaciones recientes, lleva más de 30 años cultivándose en la vertiente atlántica porque allí se dan las condiciones idóneas de suelo y clima para su cultivo. Lo que no podemos negar, y ello nos lo confirman los propios productores, es que la popularidad que ha ganado el kiwi estos últimos años les ha ayudado mucho a su desarrollo y, hoy en día, encontramos auténticos especialistas de este cultivo, que aprovechan un hueco en el que hay poco producto en el mercado, de noviembre a mayo/junio, para comercializar su fruta.

Pero hay que decir, y eso lo saben bien los propios kiwicultores, que tiene unas características que le hacen ser muy apreciado en los mercados, por el mimo, la dedicación o incluso el cariño con el que se cultiva. Pero la diferencia tangible es el sabor y las características climáticas influyen mucho en ello. La clave está también en su momento de recolección, ya que sus grados Brix no pueden estar por debajo de los 6,5. Esto les ha llevado a plantearse el proyecto de una marca que les diferencie y los identifiquen en el mercado.

Estamos, por tanto, ante un sector pequeño que lucha por su consolidación cada día y que cree que su futuro está en la diferenciación, porque es real y lo demuestran, y eso les hace tener hueco en los lineales.