Revista Mercados una visión completa sobre la cadena de valor del mercado de frutas y verduras frescas

La agricultura malagueña: Viento en popa, a toda vela!!

Por Francisco Seva Rivadulla. Periodista Agroalimentario.

El sector agroalimentario de la provincia de Málaga se ha convertido en uno de los más florecientes de la economía andaluza y de los más relevantes del sector agrario español. Las claves del crecimiento de la agricultura malagueña las podemos encontrar en su exitoso sector de fruta subtropical, localizad en la comarca de La Axarquía, y que debido sus microclimas y la calidad de la fruta, ha situado a esta zona en un paraíso de los cultivos subtropicales a nivel de toda la Unión Europea.

Es evidente que los subtropicales son el alma del campo malagueño, pero no podemos olvidar otros subsectores también con una gran proyección, como es el caso de los cítricos, con el limón por supuesto, así como también la aceituna aloreña, con una calidad extraordinaria, y los vinos de la Sierra de Málaga y la pasas de Málaga, excelentes productos que constituyen uno de los patrimonios de la riqueza gastronómica del sur de España.

En el impulso del mundo empresarial agroalimentario malagueño, tiene mucho que ver el apoyo fundamental que le ha aportado la Junta de Andalucía, a través de la Delegación de Gobierno que tutela José Luis Ruiz Espejo, un político de altura, preocupado por los agricultores y ganaderos de su tierra, que ha ganado su confianza y respeto, por su buen hacer en contribuir a mejorar y hacer más rentable y dinámico el sector primario malagueño.

Al mismo tiempo, tampoco podemos olvidarnos de que recientemente se han celebrado elecciones al Consejo Regulador Vino de Málaga, en las que se ha elegido a José María Losantos como Presidente, así como a José Gámez, como vicepresidente por la D.O. “Málaga”, un gran defensor de los agricultores y malagueños, y un incansable trabajador que ha luchado por el sector agrícola de su tierra durante muchos años como Secretario General UPA Málaga. Gámez, viticultor y experto conocedor de los vinos malagueños, va a ser una figura imprescindible para que los caldos de Málaga avancen mucho más, se internacionalicen muchísimo más, y lo que es todavía más importante, que sigan conociéndose y divulgándose por todo el mundo en base a la calidad que los mismos tienen.

El agro malagueño es muy amplio y diverso, con un rico sector ganadero y con una apuesta clara por el sector ecológico, especialmente a través del limón, un cultivo que está adquiriendo un gran protagonismo en los mercados internacionales. Por todo ello, el titular que encabeza este artículo resume el magnífico trabajo que están realizando los agricultores y ganaderos malagueño, una labor ejemplar para tomar ejemplo en otras provincias españolas.