El director general del CGC durante casi 25 años, José Martínez, homenajeado

Los presidentes del Comité de Gestión de Cítricos (CGC), Vicente Bordils y Antonio Muñoz, des­ta­can de él su "inteligencia" y que fue un ejecutivo "siempre al servicio del conjunto del sector".

El secretario autonómico valenciano de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, confesó: "Era y es alguien de to­tal con­fianza".

Los principales operadores privados reconocen su brillante trayectoria profesional.

  • Alrededor de medio centenar de empresarios citrícolas, todos asociados al Comité de Gestión de Cí­tricos, rindieron el pasado viernes un sentido homenaje a José Martínez, quien durante casi un cuarto de siglo y hasta el mes de julio ejerció como director general de la entidad. El secretario autonómico de Agricultura, Francisco Ro­drí­guez Mu­le­ro -quien disculpó la ausencia de la consejera valenciana, Elena Cebrián- y el director general de Agricultura, Ro­ger Llanes también quisieron respaldar con su presencia este reconocimiento. El número dos de la conselleria tomó la pa­la­bra tras la comida celebrada en un céntrico hotel de Valencia e hizo pública la particular relación per­so­nal que siem­pre tuvo “desde la oposición y ahora desde el Consell” con Martínez: “Cuando tuve alguna duda sobre el sector, cuan­do me faltaban elementos de juicio para conocer de una situación compleja, siempre pude acudir a él porque sabía que Pepe -dijo en tono cariñoso- me lo podía aclarar con objetividad y rigor”. Diagnóstico en el que coin­cidió con los presidentes del CGC, Vicente Bordils y Antonio Muñoz, quienes también destacaron de su tra­yec­toria que “más allá de su brillante trabajo, de la defensa leal de los intereses de los exportadores, Martínez siem­pre fue un eje­cu­tivo al servicio del conjunto del sector”.

Al acto asistieron los principales exportadores de cítricos del país pero también los pequeños y medianos operadores del comercio privado. Para todos ellos trabajó durante casi cuatro décadas José Martínez, primero como delegado del CGC en el Reino Unido e Irlanda, más tarde como representante de este colectivo em­presarial en el Be­nelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) y finalmente como director de la Oficina de la Comunidad Valen­cia­­­na en Bruselas. Antes y más aún después de asumir en 1992 la dirección del CGC, “Mar­tí­nez fue protagonista del sec­tor citrícola en las negociaciones que de­ri­va­ron en el Acta de Adhesión de España en la CEE -cosa que se consumó en 1986-, en las conversaciones en nom­bre de nuestro colectivo para fijar las condiciones de aquel lar­go pe­rio­do tran­si­to­rio hasta nuestra in­cor­po­ra­ción plena, participó en las sucesivas reformas de la PAC, en cada re­gla­men­to, directiva sobre calidad o condiciones fitosanitarias, en la aper­tura de decenas de nuevos mer­cados…” , destacó Bordils en su discurso de agradecimiento. Y efec­ti­va­men­te, como también quiso concluir el má­ximo responsable del CGC, los números no en­ga­ñan: “cuando comenzó a co­­laborar con nosotros, ex­por­tá­ba­mos poco más de 1,5 millones de toneladas, hoy hay campañas que su­pe­ra­mos los 4 millones”.

Por su parte, Antonio Muñoz -dirigiéndose a los miembros de la familia de Martínez, a su esposa y tres hi­jos, tam­bién presentes- no quiso desaprovechar la ocasión para destacar, en tono más personal, “la ho­nes­ti­dad y ac­ti­tud siempre constructiva y leal” que mantuvo durante todo este tiempo. “Creo, sinceramente y he co­no­­­­cido a muchos directivos, empresarios y altos funcionarios y políticos, que no he trabajado nunca con al­guien con ma­yor inteligencia y conocimiento en este sector”, dijo de él el empresario murciano a quien agradeció “no só­lo tu trabajo sino también el equipo que nos has dejado”, en clara referencia al liderado por su sucesora y hoy di­rec­to­ra general del CGC, Inmaculada Sanfeliu.

Deja un comentario