Afrucat trabaja para crear un fondo privado de gestión de crisis para el sector frutícola

La Asociación también participa, junto con el DAAM y Mercolleida, en el rediseño el sistema de obtención de los precios de referencia en fruta.

fruta

Afrucat ha iniciado las primeras reuniones con las principales firmas frutícolas catalanas para analizar cómo se debe estructurar un fondo privado de gestión de crisis que ayude al sector a minimizar el impacto de campañas como la pasada, en que los precios tocaron fondo por diferentes causas.

El encargo de este análisis le llegó a la asociación el pasado mes de febrero directamente por parte de sus asociados en las conclusiones de la Jornada del FruitMonitor en que se presentaron las cifras que mostraban las causas y las consecuencias que marcaron la pasada campaña.

Según Manel Simon, director general de Afrucat “un fondo privado de crisis no es más que una reserva de compensación económica que haría cada empresa en función de su potencial productivo y que se utilizaría para intentar evitar el hundimiento de precios y permitir al sector frutícola no realizar ventas bajo coste”. Sería una especie de aplicación del refrán que dice “A Dios rogando y con el mazo dando”, añade Simon. “Esta acción no nos impedirá seguir reivindicando la necesidad de reformar las medidas de gestión de crisis que se aplican desde Bruselas y que han demostrado ser del todo ineficaces, pero tampoco podemos dejar nuestro destino en manos de las administraciones” .

La creación de fondos mutuales plurianuales cofinanciados por la UE y el pago en especie de la transformación en industria para beneficencia son dos viejas reivindicaciones de Afrucat.

Para buscar aliados en esta tarea de reforma de los reglamentos europeos y también para poder compartir con el Consejero de Agricultura las acciones previstas por la asociación en este inicio de campaña, la Junta de Afrucat se ha reunido hoy con el responsable de la conselleria.

Afrucat ha trasladado al conseller la necesidad de tener la administración al lado para acelerar diferentes proyectos en los que está trabajando la asociación.

En paralelo a la gestión de crisis, otro de los proyectos fundamentales de Afrucat es la consecución de la extensión de norma, que posibilitaría que las decisiones tomadas en Asamblea se pudieran extrapolar a todo el sector y fueran de obligado cumplimiento. Para conseguir la extensión de norma, Afrucat ya ha dado el primer paso que es el de recibir el reconocimiento como AOP. “Ahora hay que demostrar nuestra representatividad en Catalunya y definir la circunscripción económica en la que los acuerdos tomados serían de obligado cumplimiento. Es en este punto en que necesitamos totalmente el apoyo de la administración para poder acelerar el proceso” afirma Simon.

Según el director general de Afrucat “estamos en un momento clave para redefinir las reglas del juego y dar un oportunidad real al sector para hacer las cosas bien y tener cierto margen de maniobra no quedando siempre a manos de las oscilaciones del mercado, del clima o de la política internacional “.

Otro de los temas abordados con el consejero ha sido el seguimiento de la labor conjunta en la que trabajan el Departamento, Afrucat y Mercolleida en el rediseño del mecanismo que permite la obtención de los precios de referencia en fruta y en el que participarán las principales empresas asociadas a Afrucat.

El punto final de la reunión ha sido el análisis de la situación previa al inicio de la campaña y el recordatorio de que hay que insistir a las instancias europeas sobre la necesidad de velar el desarrollo de la misma sobre todo teniendo en cuenta que se inicia sin de reglamento excepcional que la apoye.

Tanto Afrucat como el Departament se han mostrado partidarios de continuar trabajando en la apertura de nuevos mercados para la fruta catalana.

Deja un comentario