Cada español gasta 24 €/mes en verduras, frutas y patatas

Según el reciente informe de Mercasa, los españoles compramos más verdura, comemos menos fuera de casa y hemos gastado 127 euros al mes cada uno en alimentos y bebidas.

hortalizas

Los españoles hemos gastado en alimentación y bebidas, el año pasado, 101.205 millones de euros. Más de la mitad, 69.225 millones de euros ha salido del bolsillo de las familias para su consumo en el hogar y, 32.025 de los propietarios de hoteles, restaurantes, bares y comedores públicos.

Comparando con años anteriores, y según el informe de la Alimentación en España 2014 elaborado por Mercasa con datos del Magrama, los españoles cada vez comemos más en casa y menos en la calle. Concretamente el aumento del consumo doméstico es del 2,4% y el descenso de la alimentación fuera del hogar es de -3,1%. Según este informe, en el año 2013 gastamos en alimentos y bebidas para consumo en el hogar 1.524,2 euros por persona, unos 127 euros al mes. La carne es el producto más demandado y cada español gastó el año pasado 337,1 euros en los 53,5 kilos per cápita consumidos. El gasto por individuo en pescado asciende a 200 euros y supone un consumo de 26,8 kilos por persona.

Frutas y hortalizas

Las frutas y hortalizas, tanto frescas como transformadas, tienen un protagonismo notable en la demanda del consumidor español. Durante 2013, en términos medios, cada individuo consumió 103 kilos de frutas frescas, 88,3 kilos de hortalizas y patatas frescas y 13,4 kilos de frutas y hortalizas transformadas; en cifras de gasto per cápita, el consumo referido supuso 141,8 euros, 121 euros y 28 euros, respectivamente.

El gasto y el consumo en leche y derivados lácteos también resulta notable en los hogares españoles. Por persona, se cuantifica un consumo de 75,8 litros de leche y un gasto de 53 euros mientras que los productos lácteos alcanzan, también en cifras per cápita, un gasto de 125,9 euros y un consumo de 35,8 kilos. En términos medios, durante 2013 cada español consumió 37,4 kilos de pan, 13,9 kilos de bollería y pastelería y 12,3 kilos de platos preparados que, en términos de gasto per cápita, supusieron 86,7 euros, 62,2 euros y 50,3 euros, respectivamente.

El aceite de oliva, el vino y los huevos son alimentos arraigados en la cultura gastronómica española y, por tanto, con una presencia generalizada en la demanda de los hogares. En 2013 cada español consumió 9,3 litros de aceite de oliva y gastó 27,8 euros en este producto; el consumo per cápita de vino ascendió a 8,7 litros y supuso un gasto de 20,4 euros por persona; finalmente, el gasto en huevos llegó a 19,7 euros y se corresponde con los 138 huevos consumidos de media por persona. Gasto y consumo alimentario fuera del hogar La cifra de ventas en el sector de alimentación y bebidas fuera del hogar alcanzó 32.025 millones de euros durante el año 2013, experimentando una reducción del -3,1% respecto al año anterior.

Por otra parte, las visitas realizadas al sector de restauración han experimentando una reducción del -2,5% respecto al año 2012. Además, el ticket medio por comensal alcanzó 4,8 euros durante el año 2013, experimentando una minoración del – 0,6% respecto al año anterior. Atendiendo a los canales del sector, la reducción de las ventas del mercado extradoméstico se concentra fundamentalmente en los restaurantes de servicio completo (-605 millones de euros). Durante el último ejercicio ninguno de los principales canales de alimentación extradoméstica consiguió generar crecimientos conjuntos en ventas y en tráfico.

En 2013, la facturación de la restauración en el fin de semana ganó peso. Las ventas del fin de semana se vieron animadas por las comidas, que lograron generar un mayor número de visitas que en periodos anteriores. Las pérdidas en los días de diario se concentran, principalmente, en las comidas aunque también pierden facturación las cenas y los aperitivos.

El gasto en la restauración española sigue centrándose mayoritariamente en el consumidor masculino (55% ventas y 54% visitas). Por edades, los grupos de 0 a 9 años, de 18 a 24 años y los mayores de 65 años generaron más ventas que el año anterior aunque sólo los últimos incrementaron sus visitas respecto a 2012. Los tickets más elevados en visitas individuales los generan los consumidores menores de 18 años y los mayores de 55 años.

Por otra parte, casi 8 de cada 10 consumos fuera del hogar incluyen alimentos sólidos. Las tapas, junto con los productos de base pan (hamburguesas, bocadillos, sandwiches y pizzas) y los productos de desayuno, cuentan con la mayor participación en la demanda fuera del hogar. La minoración de la demanda de alimentación fuera del hogar se traduce en una evolución negativa en las porciones de consumo de casi todos los alimentos. Destaca, por su elevado valor, la reducción en fruta (-24,2%), mariscos (-21,9%), legumbres (-17,8%), frutos secos y aceitunas (-14,0%) y jamón/embutidos (-12,6%).

Por otra parte, las carnes de pollo y cerdo son las únicas categorías de alimentos que crecieron en el consumo fuera del hogar (6,7% y 4,1%, respectivamente) compensando el descenso en el consumo de vacuno. En más de 3 de cada 10 visitas a establecimientos de restauración, se demanda una bebida refrescante (no obstante, el descenso de esta categoría durante el último ejercicio es notable). Las bebidas calientes están presentes en el 27% de los consumos, básicamente café (con tendencia a la baja durante el año 2013). La cerveza es la siguiente bebida en importancia puesto que está presente en un 16% de las visitas. La demanda de bebidas ha experimentado una evolución negativa en el número de consumiciones durante el último ejercicio. En el caso de bebidas sin gas (-15,1%), bebidas con gas (-12,4%) e infusiones (-10,9%), las minoraciones han sido especialmente relevantes. Por el contrario, agua de grifo y cerveza son las únicas categorías de bebidas que crecieron en alimentación fuera del hogar (6,9% y 11,6%, respectivamente).

Informe completo

Fuente: Almeria360.com

Deja un comentario