Cambio de actitud para evitar desperdicio de alimentos

El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha resaltado la necesidad de promover "un cambio de actitudes, procedimientos de trabajo y sistemas de gestión" para reducir el desperdicio de alimentos.

Burgaz ha hecho estas declaraciones en la inauguración de la “Semana a favor de la Reducción de los Desperdicios Alimentarios”, que promueve el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y que este año girará en torno a la magia y a la gastronomía.

Con el lema “Practica la magia del buen aprovechamiento de la cocina”, la campaña se desarrollará con acciones promocionales destinadas a medios de comunicación, escolares, profesionales de la hostelería y la restauración, distribución y consumidor final.

“Actualmente se desperdicia en el mundo un tercio de los alimentos que anualmente se producen”, ha recordado Burgaz, quien ha añadido que, “si los alimentos perdidos o desperdiciados pudiesen ser reducidos a la mitad, el incremento de alimentos necesario para abastecer a la población en el año 2050, solo sería del 25 % en lugar del 70 % que está proyectado actualmente”.

En ese sentido, ha planteado la necesidad de abordar cuestiones ambientales en la lucha contra el desperdicio, por lo que el Magrama ha querido concentrar los actos de esta semana alrededor del día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el próximo jueves, 5 de junio.

El Magrama desarrolla actualmente la estrategia “Más alimentos, menos desperdicio” para hacer frente a “esta problemática, no solo en España, sino en Europa y en el mundo”, desde la difusión de las buenas prácticas, aspectos normativos, colaboración con otros agentes y desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a minimizar su alcance”.

Ha adelantado que a lo largo de este año se publicarán diversos estudios “para el conocimiento en profundidad” de la situación y la búsqueda, en colaboración con el sector, de “soluciones duraderas que permitan una reducción real de los alimentos desechados”.

“Se deben redoblar, día tras día, esfuerzos para mejorar la eficiencia de los procesos que intervienen en la cadena alimentaria y conseguir una efectiva reducción de los alimentos que son desechados”, ha remarcado.

Deja un comentario