Casi 50.000 kilos de patatas afectadas por la polilla destruídas en Galicia

Asturias, por suparte, destruye 21.600 kilos y destina 17.000 euros a indemnizar a unos 200 productores.

Desde que la Consellería de Medio Rural puso en marcha las medidas para erradicar la plaga de la polilla guatemalteca de la patata se destruyeron 49.020 kilos de tubérculo de simiente guardada en los almacenes. Los técnicos enviaron a quemar a una planta de Cerceda todo el producto almacenado en los 31 ayuntamientos gallegos infectados. Una vez cerrada esta primera fase, ahora toca empezar con Desde que la Consellería de Medio Rural puso en marcha las medidas para erradicar la plaga de la polilla guatemalteca de la patata se destruyeron 49.020 kilos de tubérculo de simiente guardada en los almacenes. Los técnicos enviaron a quemar a una planta de Cerceda todo el producto almacenado en los 31 ayuntamientos gallegos infectados. Una vez cerrada esta primera fase, ahora toca empezar con el levantamiento de las patatas plantadas pero todavía no se ha comenzado con esa tarea. En la actualidad, ya son casi 4.500 fincas de patatas registradas para su destrucción: un total de 2.364 en los 13 ayuntamientos afectados por la plaga en la provincia de A Coruña y 2.115, en los 18 concellos de Lugo.

Los dueños de estas explotaciones tendrán que arrancar sus plantaciones y entregarlas a Medio Rural, esté el producto infectado o no por la polilla. Los técnicos se encargarán de recoger los sacos “puerta por puerta” y pesarlos para calcular su indemnización antes de enviarlas a destruir.

En Asturias le llevan la delantera a Galicia y ya se ha empezado a levantar la patata sembrada en las zonas afectadas con la retirada de 21.600 kilos del tubérculo, lo que ha generado el pago de indemnizaciones por de 17.000 euros a 200 productores. Las compensaciones, que no llegan a 100 euros por productor son “suficientes y adecuadas” y cubren, según la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado, María Jesús Álvarez, los costes de producción dado que se trata de agricultores no profesionales que plantan para autoconsumo.

FUENTE: laopinioncoruna.es

Deja un comentario