CASI aboga por la integración de la mujer en órganos decisorios

La cooperativa organizó las II Jornadas sobre Sostenibilidad e Igualdad con un rotundo éxito de participación

El modelo cooperativista es de especial importancia dentro del sector agrícola almeriense, donde existen cerca de 200 sociedades constituidas bajo este modelo social, entre ellas CASI, que sigue contribuyendo a que el campo sea más competitivo cada día gracias a la posibilidad que tienen pequeños y medianos productores de acceder a un mercado cada vez más globalizado.

Conscientes de ello, en la Cooperativa Agraria y Ganadera San Isidro (CASI) como una de las más antiguas de la provincia, contribuyen a la formación de sus socios para los nuevos tiempos. LaUniversidad de Almería acogió las II Jornadas sobre Agricultura Sostenible e Igualdad. Dos aspectos esenciales, “donde en el primero la provincia de Almería es puntera, pero en el aspecto de la incorporación de la mujer no, hay mucho camino aún por recorrer”. Así de tajante se mostró Clara Aguilera, vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, que llegó ayer mismo de Estrasburgo para participar en este seminario donde expuso las necesidades que presenta aún este sector.

Recién llegada de Estrasburgo y atendiendo como siempre la llamada de Miguel Vargas, presidente de CASI, la eurodiputada socialista aseguró que “la sostenibilidad en el futuro de la agricultura tiene claramente que mirar en dos vertientes, una de ellas es la salud y la otra la propia sostenibilidad medioambiental. En Europa tenemos en estos momentos el compromiso de cumplir todos los acuerdos de París. Hemos aprobado recientemente lo que le corresponde en emisiones a la agricultura como sector, es decir, dejar de emitir. El agro, como cualquier otra actividad, tiene que contribuir a ese cese de las emisiones”.

La agricultura más conciliadora con el medio ambiente pasa por usar menos productos fertilizantes y fitosanitarios, algo que es ya una demanda social y está elevada a las instituciones. En Almería, como modelo referente de agricultura que es, hace ya años que está implantado el control biológico, pero aún hay recorrido y hay que seguir en la misma línea, según Aguilera. “El invernadero tiene que mejorarse sustantivamente, por eso la modernización es fundamental. Y también la adecuación a los nuevos usos, donde la agricultura ecológica va a jugar a partir de ahora un papel fundamental. Este tipo de productos son cada vez más demandados, incluso, en nuestro país. Estoy convencida de que Almería va a seguir ese camino”.

Por otro lado, en cuanto a la igualdad, la eurodiputada manifestó la necesidad de que las mujeres tengan más representación en órganos decisorios, algo que aún no ha llegado a este sector y que se tiene que hacer ya. “Las cooperativas tienen que facilitar el acceso a las mujeres, ponerlo prioritario e incluso obligarlo, y que sirva de ejemplo para las nuevas generaciones”, reclamó.

Por su parte, María Isabel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes y Empleo, además de delegada del Rector para la Igualdad, explicó la importancia que tiene la incorporación de la mujer desde el ámbito de la Universidad, donde ya se detectan casos en los que muchas jóvenes no eligen determinadas carreras a sabiendas de que hay algunos sectores profesionales que parecen estar destinados solo para hombres. Algo que preocupa y debe ir revirtiéndose, y donde el sector agrario es uno de esos en los que más hay que cambiar.

Estas jornadas se han enmarcado dentro de una campaña de concienciación y formación a socios y empleados sobre la importancia del crecimiento sostenible, como seguro para la supervivencia de la economía, al suponer este crecimiento la preservación de los recursos naturales y la biodiversidad.

La primera de las conferencias del día, tras la presentación de las jornadas, corrió a cargo de Teresa López, bajo el título ‘¿Agricultura sostenible? Agricultoras con derechos’. Después fue Francisco Areal, quien abordó el papel que juega el agricultor en la sostenibilidad agraria, que se antoja crucial en una población mundial creciente ante presiones derivadas de una mayor y más globalizada demanda de productos agrarios que pueden poner en riesgo esa sostenibilidad. El ponente tuvo en cuenta la importancia que tiene para agricultores y decisores políticos medir la sostenibilidad agraria a nivel de explotación.

Por último, antes de la clausura, ‘Construyendo una estrategia de sostenibilidad para la agricultura intensiva de Almería: hacer, medir y contar’, a cargo de Juan José Amate, cerró estas jornadas que tuvieron su broche de oro con la entrega de distinciones y la posterior degustación de productos sostenibles de CASI.

Fuente: elalmeria.es

Deja un comentario