“Chile puede ofrecer al mundo más de 30 tipos diferentes de fruta”

El Embajador de Chile en España, Francisco Marambio, recibe a Amalia del Río, directora de Mercados, y nos concede una entrevista previa al viaje que emprendemos para conocer esta rica tierra hortofrutícola.

En apenas unas horas ponemos rumbo a Chile, concretamente a la ciudad de Santiago de Chile. Invitados por ASOEX, Asociación de Exportadores de Frutas de Chile, nos marcamos como objetivo conocer la realidad de uno de los principales agentes hortofrutícolas mundiales, cuyas producciones, en contra-estación a las europeas, permiten que nuestros consumidores puedan disfrutar durante todo el año de frutas como el arándano, el kiwi, las manzanas, la uva o los aguacates, entre otros.

Pero previo a este viaje, y para conocer un poco más a este socio estratégico, nos reunimos en Madrid con su embajador, Francisco Marambio, con quien charlamos de qué puede ofrecer Chile a Europa y a España en materia hortofrutícola.

¿Cómo describiría la situación actual de la relación bilateral entre España y Chile?

Se trata de una relación amplia, profunda y creciente. Desde el punto de vista económico, tanto el comercio de bienes y servicios, como las inversiones y el movimiento de personas, muestran cifras progresivas que avalan la relevancia de Chile para las empresas españoles y de España para las chilenas. En este sentido, esta relación se sustenta en tres pilares:

– un Acuerdo Asociación Estratégica Chine-UE, que en el año 2013 cumplió 10 años de vigencia y que permite que un flujo importante del comercio se realice con aranceles muy bajos o con excepciones;

– un Acuerdo para Evitar la Doble Tributación y para la Promoción Recíproca de las inversiones;

– un Convenio Seguridad Social.

Con respecto a la balanza comercial entre ambos mercados, ésta ha ido avanzando en los últimos años. Así, las exportaciones españolas hacia Chile de 2008 a 2014 crecieron un 80%, frente al 25% que lo han hecho las importaciones provenientes de Chile. En el último año las exportaciones españolas a Chile, un mercado de 17 millones de personas, fueron de 1.102 millones de € y las importaciones desde nuestro país a España llegaron a los 1.571 millones €. Fue en 2013 cuando la balanza comercial alcanzó su máximo histórico con 2.674 millones de €.

Otro ámbito a destacar son las inversiones españolas en Chile, y por qué no decirlo, las chilenas en España, aunque en menor volumen. En 2012 Chile fue el primer destino de las inversiones españolas, con 2.262 millones de €. Es interesante observar la gran diversificación de las mismas: industria, construcción, electricidad-gas-agua, servicios, agricultura, transporte. Y es que hemos pasado de recibir a las grandes empresas, que siguen implantadas reinvirtiendo y creciendo en Chile, a ver llegar al segmento pyme y numerosos emprendedores, que han visto en nuestro país un destino seguro para continuar o iniciar su actividad productiva.

El stock de inversión extranjera materializada en Chile proveniente de España en el periodo 1974 – 2014 (septiembre) asciende a US$18.592 millones, lo que implica el 17% del total invertido en el país vía Decreto Ley 6000, siendo por lo tanto el segundo inversor por detrás de Estados Unidos.

Respecto a la labor de promoción turística, vemos por las cifras que también está dando sus frutos. Solo en la temporada alta en Chile (diciembre- febrero), llegaron 19.883 españoles, un 5% más respecto al mismo periodo anterior.

arándano chile

Centrándonos en materia hortofrutícola, ¿qué representa España para el mercados chileno de frutas y hortalizas?

España es un socio comercial con una larga y dilatada trayectoria para Chile. Actualmente es el quinto mercado en importancia, en términos de volumen, para nuestras exportaciones dentro del continente europeo. Con cifras en la mano y durante una campaña normal en producción, se exportan 55.000 Tn de fruta chilena a España, destacando entre ellas la manzana roja, uva de mesa, aguacates y kiwis, productos que en su mayoría llegan a través de los puertos de Algeciras y Barcelona (70%).

A nivel europeo, ¿existen acuerdos o relaciones concretas con asociaciones o instituciones hortofrutícolas?

Existen algunos acuerdos vigentes entre productores/exportadores de Chile y de Europa. Por ejemplo, con Italia se ha formado a través de sus respectivos Comités de Kiwi una alianza estratégica para aumentar la visibilidad internacional y ofrecer apoyo promocional a los productores de esta fruta. Asimismo hay intercambios permanentes entre Chile y España donde participan diversas entidades internacionales, tales como la IKO (Internacional Kiwifruit Organization) y Freshfel.

¿Cómo animaría a las empresas importadoras europeas a apostar por el producto chileno?

En primer lugar, por la propia calidad de nuestros productos. Cultivamos bajo unas condiciones geográficas excepcionales, con un clima privilegiado, lo que contribuyen a garantizar un producto de calidad, fiable y delicioso, que representa lo mejor de Chile y el espíritu de su gente. Nuestra reputación habla por sí misma: Chile es el primer exportador de frutas del Hemisferio Sur, líder mundial en productos como la uva de mesa, ciruelas y arándanos. Durante los últimos 30 años, su industria frutícola se ha desarrollado rápidamente aumentando sus exportaciones de 533.000 Tn en 1985 a más de 2,5 millones de Tn en la campaña 2012/2013. Hoy cuenta con más de 7.800 productores y 747 empresas exportadoras, una oferta de más de 30 tipos de frutas diferentes, y 1.700 clientes repartido en más de 100 países.

kiwi chile

¿Qué papel ha jugado Prochile en el desarrollo internacional del sector hortofrutícola chileno?

ProChile, institución que durante el año 2014 cumplió 40 años de labor en el apoyo al desarrollo del sector exportador nacional, ha jugado un rol fundamental en el posicionamiento de nuestra oferta en los mercados internacionales. El trabajo de ProChile ha sido acompañar al sector exportador nacional en este proceso, por lo que la colaboración público privada está siendo la clave para el éxito de esta expansión. La labor mancomunado que se lleva adelante junto con ASOEX y FEDERFRUTA, permiten posicionar nuestras frutas y hortalizas en el mundo con origen Chile. Hoy ProChile, con una red de más de 50 oficinas comerciales por todo el mundo, se marca como desafío ayudar a la pequeña y mediana empresa en esa labor exportadora.

Ponemos rumbo a Chile, y durante los próximos días, desde allí, os iremos contando cómo vive y respira su sector hortofrutícola. Síguenos en las redes sociales con #viajechile 

Deja un comentario