Comienza una nueva etapa para Planasa

La compañía inicia una nueva e ilusionante etapa al incorporar un socio financiero que contribuirá a su expansión internacional.

Planasa

Alexandre Pierron-Darbonne, socio y fundador de Planasa.

Si ya estábamos ante una empresa líder en Europa en cuando a producción y comercialización de plantas de fresa y frambuesa, de espárragos y endibias, la entrada de un nuevo socio financiero en la entidad no ha hecho más que hacer crecer a este gigante, que aspira a tener una mayor y mejor presencia internacional.

Planasa da así respuesta a su propia estrategia de negocio, que no es otra que la de reforzar sus centros operativos actuales y sumar presencia global en áreas hortofrutícolas con oportunidades de crecimiento.

Para Alexandre Pierron-Darbonne, socio fundador y único accionista, “esta alianza nos va a permitir no sólo mejorar la operativa y producción actual sino crecer y alcanzar un mayor posicionamiento internacional que nos hará más competitivos y fuertes en nuestro sector a nivel mundial”.

Fase de Due Diligence

En estos momentos la compañía se encuentra  en fase de due diligence (evaluación necesaria para la verificación de una información financiera o empresarial) tras el cual se espera firmar el contrato definitivo para cerrar esta alianza estratégica a largo plazo, y que sin duda supondrá un impulso a la entidad, reforzando así las inversiones que han venido haciendo sobre todo en este último año.

Inversiones

La Compañía ya ha realizado cinco importantes inversiones corporativas este mismo año en California, China, Holanda, España y Rumanía, siendo las dos primeras operaciones de adquisiciones. En concreto, fueron la compra de la empresa estadounidense NorCal, un importante vivero de fresas y frambuesas ubicado en Red Bluff (California) y a través de la cual se espera aumentar significativamente la contribución de Estados Unidos en la cifra de negocios de Planasa, y la entrada en el capital de la empresa china Yunnan Meiming Agricultural Co. Ltd., especializada en la producción de frambuesa.

A estas adquisiciones se añade una mayor presencia del grupo navarro en Europa con la creación de la nueva sociedad en Holanda, Planasa Holland para desarrollar el mercado del norte de Europa, a la que se suma la sociedad del grupo en Rumania, Planasa Eastern, en donde Planasa espera desarrollar un amplio plan de expansión. Además, la compañía adquirió a principios de julio un invernadero de cristal de 100.000 m2 en Milagro (Navarra) que va a ser destinado a la producción controlada de las fases iniciales de producción de plantas, lo que redundará en una mejora de la sanidad de las mismas y al que se sumará un centro de producción in-vitro de 600 metros cuadrados.

Planasa en cifras

Planasa, cerró el ejercicio de 2016 con unos ingresos de 109 millones de euros, un 17,1% más que el año anterior. La expansión que mantiene la compañía ha permitido que la tasa anual compuesta de crecimiento (CAGR) entre los años 2011 – 2016 se sitúe en el 18,5%. En los tres últimos años, Planasa ha duplicado su número de trabajadores hasta alcanzar un total de 2.000 personas empleadas y la previsión es seguir creciendo.

Deja un comentario