Crecen un 63% las exportaciones a Canadá

Aunque el volumen es reducido, existe una positiva tendencia al alza, al igual que en las exportaciones hacia Arabia Saudí (+35%) y China (+48%).

exportación

La exportación española de frutas y hortalizas frescas fuera de Europa en los ocho primeros meses del año ha crecido un 11% en volumen con el mismo periodo del año anterior, totalizando 329.298 toneladas y un 4% en valor totalizando 358 millones de euros, representando el 4% del total exportado por España.

Los principales países destinatarios no europeos de las frutas y hortalizas españolas en el periodo analizado son Brasil, Marruecos y Emiratos Árabes Unidos. Los envíos a Brasil hasta agosto de 2017 se situaron en 58.991 toneladas, con un 2% en volumen, aunque el valor se redujo un 16%, descendiendo a 60,3 millones de euros. Las exportaciones a Marruecos totalizaron 52.733 toneladas (+5%) por un valor de 41,9 millones de euros (+22%) y a Emiratos Árabes Unidos fueron de 38.653 toneladas (+2%) por un valor de 39,8 millones de euros (+3%).

A estos tres países les siguen Arabia Saudí, con 36.632 toneladas (+35%), Canadá con 26.624 toneladas (+63%) y China con 18.310 toneladas (+48%).

Las exportaciones españolas a la UE de enero a agosto de 2017 representaron el 94% del total, ascendiendo a 8 millones de toneladas, un 1% más que en el mismo periodo de 2016, con un valor de 8.222 millones de euros (+3%).

El 2% restante corresponde a la exportación española a países europeos no comunitarios, donde se exportaron 181.236 toneladas (-2%), por un valor de 143 millones de euros, siendo Suiza el primer país destinatario dentro de este grupo de países, con 107.450 toneladas (+1%) con un valor de 166 millones de euros (+5%), según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria del Ministerio de Economía y Competitividad, procesados por FEPEX.

Para FEPEX el comportamiento de la exportación española de frutas y hortalizas frescas fuera de Europa, evidencia la complejidad y dificultad inherente a la apertura y consolidación de nuevos mercados, lo que requeriría un plan de acción específico con el fin de salvar las dificultades logísticas y las barreras técnicas.

Deja un comentario